martes, 29 de mayo de 2007

La prueba estrella (I)

Ha dado inicio la pericial sobre explosivos y la esperada comparecencia de la Jefa del Laboratorio de los TEDAX; las explicaciones han sido claras para quien haya querido oirlas y, sobre todo, escucharlas.

Los componentes habituales de las dinamitas

Si algo han utilizado insistentemente los conspiracionistas para alimentar las dudas sobre la instrucción y las investigaciones de los atentados del 11-M, eso ha sido la ausencia de los detalles sobre los «componentes habituales de las dinamitas» que constaban en el informe pericial que se realizó en el Laboratorio de los TEDAX en base a las pruebas realizadas a los focos de las explosiones desde el mismo día 11 por la mañana (resultados preliminares que se transmitieron a las 14:00 a la cúpula policial, tal y como declaró el Subdirector General Operativo de la Policía, Pedro Díaz Pintado) hasta el 26 de Marzo de 2004 (fecha en la que se inicia la redacción del informe pericial, que se integraría como parte de un informe pericial de los TEDAX más amplio, de fecha 27 de Mayo de 2004, que es el que se remitió al Juzgado Central de Instrucción nº 6).

Los componentes que se detectaron en los análisis realizados a los focos de las explosiones en el Laboratorio de los TEDAX (minuto 16 del enlace anterior) fueron nitratos, nitritos y amonio como componentes inorgánicos (que, en conjunto, denotan la presencia de nitrato de amonio) y nitroglicol como componente orgánico, ambos componentes habituales de las dinamitas; con estos componentes detectados no es posible asignar la marca comercial del explosivo utilizado, pudiéndose afirmar, sin poder detallar más, que se trata de una dinamita.

Los nombres de esos componentes no se incluyeron en el informe pericial por dos razones; la primera de ellas, porque ese informe se realiza para que los no expertos en química (y, por lo tanto, no familiarizados con la nomenclatura química) puedan entender los resultados de los análisis (minutos 17 y 18 del enlace anterior), siendo la dinamita una palabra conocida comúnmente y plenamente coincidente con los resultados químicos obtenidos (nitrato de amonio y nitroglicol).

La segunda razón para no incluir los nombres de esos componentes en posibles informes posteriores merece un tratamiento más detallado, pues El Mundo publicó en su día un artículo con el que se acusaba a la Jefa del Laboratorio de los TEDAX de negarse a facilitarle esos componentes al juez instructor; dado que El Mundo sí tuvo acceso a la declaración de la Jefa del Laboratorio de los TEDAX ante el juez instructor (el 18 de Julio de 2006) y Casimiro García-Abadillo afirma que lo declarado por la perito fue que «no se pueden determinar los componentes del explosivo», esa ha sido desde aquel momento la referencia que se ha tomado desde los medios conspiracionistas para desacreditar la profesionalidad de la Jefa del Laboratorio de los TEDAX. Sin embargo, en su declaración en el juicio oral, la perito ha afirmado que nunca se le preguntó por los nombres de esos componentes (minutos 7, 8, 57 y 58 del enlace anterior); una vez conocida la versión de la perito (y teniendo, por lo tanto, todos los elementos de juicio), podemos repasar los artículos publicados por El Mundo y observaremos una discrepancia sustancial (cómo no) entre la noticia y la interpretación de la misma que realiza Casimiro García-Abadillo en su artículo: el juez instructor le pregunta a la perito las razones por las que se hace referencia genérica a componentes de dinamita («Del Olmo preguntó a la inspectora de los Tedax por qué en los análisis que han ido llegando al sumario de los atentados sólo se habla de manera genérica de «componentes de dinamita» cuando se hace referencia a los focos de los atentados», tal y como consta en el artículo firmado por Manuel Marraco), pero no le pregunta en ningún momento por los nombres de esos componentes («Según la inspectora, cuando se dice (explícitamente en su informe del día 12 de marzo) que en ocho de los 10 focos que provocaron las explosiones se encontraron «componentes de dinamita» pero no se especifican cuáles son éstos, la razón es porque la reacción explosiva provoca «interferencias» que hacen imposible su determinación. Es decir, que se puede afirmar que la explosión la provocó la dinamita, pero no sus elementos», como afirma Casimiro García-Abadillo). Es decir, que mientras la Jefa del Laboratorio de los TEDAX declaró sobre la imposibilidad de concretar con mayor detalle la marca comercial de la dinamita, Casimiro García-Abadillo publicó un artículo afirmando que lo que no se podía concretar con mayor detalle eran los nombres de esos componentes habituales de las dinamitas encontrados en los análisis; un error (intencionado o por falta de comprensión lectora por parte de Casimiro García-Abadillo) que ha dado lugar a interpretaciones subsiguientes que nada tenían que ver con la realidad y que sólo han servido para alimentar absurdamente teorías de la conspiración completamente descabelladas y sin base real alguna.

Por otra parte, entre esos componentes nunca se detectaron en aquellos análisis ni la nitroglicerina ni el dinitrotolueno (DNT) que se han detectado en el último informe pericial (minutos 19 y 20 del enlace anterior).

Finalmente, es necesario remarcar que los ocho peritos que han realizado el último informe pericial coinciden plenamente y por unanimidad en que todos los componentes encontrados en los análisis pertenecen a algún tipo de dinamita (minuto 2 del enlace anterior), tal y como ya se especificó en el informe pericial elaborado por el Laboratorio de los TEDAX 15 días después de los atentados.

El lavado con agua y acetona y el caldo de ese lavado

Han sido varias las preguntas sobre esta cuestión, pero son tres los momentos que clarifican con creces las suspicacias conspiracionistas sobre la deficiente y poco científica actuación de la Jefa del Laboratorio de los TEDAX en el uso del agua y la acetona en las muestras analizadas.

A preguntas del Ministerio Fiscal, la perito ha explicado con claridad (minuto 9 y siguientes del enlace anterior) que, en un principio, se utiliza difenilamina (previa a las extracciones con agua y acetona) para determinar la posible presencia de elementos pertenecientes a restos de explosivos en cada muestra a analizar (se detectan los aniones de las sales existentes en los explosivos); si la prueba con la difenilamina es positiva, se procede con las extracciones con agua y acetona.

La extracción con agua se realiza para poder analizar los componentes inorgánicos, entre ellos los nitratos, los nitritos y el amonio; sin esa extracción con agua sería imposible determinar la presencia de esos componentes inorgánicos en una muestra, por lo que no se hubiese podido detectar el nitrato de amonio (uno de los dos componentes de las dinamitas detectados en los focos de las explosiones).

Por su parte, la extracción con acetona se realiza para determinar la presencia de componentes orgánicos (como el nitroglicol); existen otros tipos de disolventes orgánicos que pueden utilizarse para esa extracción, pero la acetona es el más común de ellos. Por lo tanto, sin el uso de la acetona tampoco hubiese podido detectarse el nitroglicol (otro de los componentes de las dinamitas detectados en los focos de las explosiones).

Además, esas extracciones se realizan con la mínima superficie posible de muestra, quedando (siempre que sea posible) parte de las muestras sin haber sido tratadas ni con agua ni con acetona (en el caso de las telas, por ejemplo, se recorta sólo una parte de la misma para realizar los análisis, conservando el resto para posteriores pruebas analíticas).

Una vez comprobado que el uso del agua y de la acetona no era para un lavado de las muestras (y, por lo tanto, que no era una maniobra para eliminar supuestos componentes incompatibles con la Goma-2 ECO), sino que se trataba de dos extracciones imprescindibles para realizar los análisis de los dos tipos de componentes que puede tener una dinamita (orgánicos e inorgánicos), quedaba por explicar las razones por las que no se guardaron los restos de esas extracciones para poder ser analizadas con posterioridad.

A preguntas del abogado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, la perito ha explicado que, en el caso de la acetona (minuto 3 en adelante del enlace anterior), se utiliza una cantidad ínfima (del orden de un centímetro cúbico) para facilitar su evaporación sin tener que recurrir a calentamientos artificiales de los explosivos, de forma que, con esas cantidades, la acetona se evapora en muy poco tiempo a temperatura ambiente y permite un análisis rápido de las muestras; por lo tanto, no existe ningún caldo de acetona que deba guardarse para contraanálisis posteriores, pues esa acetona se evapora durante el propio proceso de análisis.

En el caso de la extracción con agua, ocurre algo similar: se utiliza una cantidad ínfima de agua, a la que se le añaden otras sustancias que reaccionen con los componentes inorgánicos buscados, de forma que esas reacciones sólo se analizan una vez en la menor cantidad posible de agua para obtener así una concentración mayor (y, por lo tanto, unos resultados más certeros) del componente buscado; tampoco hay, por lo tanto, ningún caldo analizable que guardar, pues ese agua contiene otros componentes, ajenos al explosivo, que ya han hecho reaccionar a los componentes del explosivo que se estaban buscando.

Por si a alguien le queda alguna duda respecto a la actuación de la Jefa del Laboratorio de los TEDAX, hay otro momento en el que se clarifica que esos restos de las extracciones no se guardan ni en los TEDAX ni en ningún otro laboratorio en el que se analizan explosivos (lo que se guardan son las propias muestras): uno de los peritos de la Guardia Civil confirma que en sus laboratorios nunca se han guardado restos de extracciones acuosas (a partir de la primera hora del enlace anterior).

viernes, 25 de mayo de 2007

Un vídeo muy gracioso

A Luis del Pino le hace mucha gracia el vídeo que ha localizado la policía española en una Web islamista (y al que la policía da plena credibilidad) y que ha hecho público la Cadena SER; hasta tal punto le parece gracioso que una organización terrorista como Ansar Al-Islam (con cientos de muertos a sus espaldas en atentados realizados en Irak) ponga como ejemplo a seguir los atentados del 11-M y eleve a la categoría de héroes a los suicidas de Leganés y a dos de lo actuales imputados (Rabei Osman El Sayed, acusado de ser autor intelectual, y Jamal Zougham, acusado de ser autor material), que ha escrito un comentario en tono jocoso en su bitácora, afirmando: «¡A la hoguera con los jamales, los serhanes y los mohamedes! ¡La Cadena Ser ha demostrado su culpabilidad!». Y en Libertad Digital no han tardado en publicar un artículo (bajo el sorprendente titular «Los medios de Prisa difunden que un supuesto vídeo yihadista elogia a dos acusados del 11-M», asignando el ensalzamiento de los acusados a la Cadena SER y no al propio vídeo) en el que se da a entender que el vídeo ha sido elaborado por españoles («Aparece también un mapa de Al-Andalus, supuestamente del año 700, en el que aparece "Catalonia" (en inglés) con los nombres de otras ciudades españolas acentuadas», un mapa que, por otra parte, puede encontrarse en esta Web en inglés sobre el Islam).

Ansar Al-Islam, que tuvo como líder a Abu Musab Al-Zarqawi (si bien algunos analistas consideran que simplemente le dio cobijo tras su huida del campo de entrenamiento que dirigía en Afganistán), fue fundada en 2003 en el Kurdistán iraquí (como continuación de Jund Al-Islam) por radicales suníes y tiene el jocoso honor de haber realizado varios atentados (al menos cuatro) con más de 30 víctimas mortales (incluyendo el atentado en Karbala que costó la vida a 181 personas el 2 de Marzo de 2004), si bien el total de sus atentados terroristas superaba los 30 en 2005; en la actualidad, Ansar Al-Sunnah (también con atentados de más de 100 muertos a sus espaldas y el grupo que asesinó a los agentes españoles del CNI) y Ansar Al-Islam se trasvasan activistas y reivindican los atentados indistintamente, autodenominándose hermanos cuando realizan esas reivindicaciones. Algo sin duda extremadamente gracioso y digno de realizar comentarios jocosos cuando estos grupos terroristas ponen como ejemplo a seguir los atentados del 11-M.

Por si el número de muertos no fuese suficiente para hacer chistes y gracias, Ansar Al-Islam es uno de los principales receptores de terroristas provenientes de las redes de adoctrinamiento europeas (a través de la frontera con Turquía y con Siria, siendo Milán uno de los centros neurálgicos de ese tráfico); y por si todavía ha quedado alguien sin verle la gracia al vídeo, Abu Dahdah, el líder de la célula terrorista española que colaboró con los atentados del 11-S, se relacionaba con los líderes de Ansar Al-Islam y de las organizaciones que le precedieron.

Todo muy gracioso y acorde con el espectáculo del reportero más dicharachero de la escena humorística española.

miércoles, 23 de mayo de 2007

Las fotos de la mochila

Tanto en los comentarios a artículos anteriores (en esta misma bitácora) como en otro foro conspiracionista, hemos estado debatiendo acerca de la falsedad de las fotografías que se han ido mostrando de la bolsa de deportes desactivada en Vallecas.

Lo cierto es que, una vez repasadas todas las fotografías, las diferencias entre todas ellas no son tales, por lo que sostener que se han ofrecido fotografías de varias mochilas (para reafirmar la falsedad de esa bolsa de deportes) resulta completamente fuera de toda lógica.

Los argumentos respecto a las diferentes iluminaciones de las fotografías han resultado no tener importancia para los defensores de la falsedad de dichas fotografías, por lo que sólo será necesario referirse a la diferencia entre una fotografía con flash y otra sin flash y a las diferentes apreciaciones de los colores ante una variación en las condiciones de iluminación.

Antes de iniciar la exposición, es necesario indicar que, según algunos medios, la fotografía mostrada el 29 de Marzo de 2004 por la cadena de televisión ABC no se correspondería con la mochila real, sino que pertenecería a algún policía que la facilitó a los periodistas en aquel momento; como puede observarse en la segunda fotografía de este artículo, la mochila es la misma en la exclusiva de la cadena ABC (la fotografía de más arriba) que en las imágenes que se mostraron en el juicio (la imagen de la izquierda), por lo que queda claro que la cadena obtuvo una copia de la fotografía original y que ambas se corresponden con la bolsa de deportes desactivada en Vallecas.


Entrando en los argumentos que sí se han debatido, el primero de ellos se refería a la rigidez que muestran las mochilas fotografiadas en todas las imágenes excepto en la que se mostró como exclusiva en la cadena ABC (la primera de las fotografías de este artículo); la explicación es muy simple, dado que en todas las imágenes, excepto en la que mostró esa cadena de televisión, la mochila apoya toda su base en suelo firme, mientras que en la otra imagen se apoya sólo en el centro del taburete, por lo que la apariencia de rigidez no puede ser nunca la misma.

El resto de argumentos vienen dados por los detalles que se muestran en cada una de las fotografías, siendo siempre la discrepante la que mostró la cadena de televisión ABC. La mayor parte de esos detalles, sin embargo, tienen una explicación muy simple.

En primer lugar, podemos observar que en todas las fotografías se distinguen una especie de ornamentos laterales que no pueden observarse en la primera imagen; en segundo lugar, podemos observar que las asas de la primera imagen salen de una tira horizontal que no se aprecia en el resto de imágenes. Pues bien, la explicación, como ya se ha mencionado, es muy simple; esos ornamentos laterales que se ven en las otras fotografías corresponden a un bolsillo con cremallera que tiene la bolsa en su parte delantera (en la fotografía de más abajo se aprecia con claridad), bolsillo que no puede verse en la fotografía mostrada por ABC porque la mochila está al revés (muestra su parte trasera), que es donde sí puede observarse la tira horizontal de la que salen las asas traseras (tira horizontal que, evidentemente, no puede observarse en la parte delantera, que tiene un bolsillo).

La posición de la bolsa de deportes puede distinguirse con facilidad si nos fijamos en la forma de la apertura superior (en forma de U), cuya cremallera se ve en su totalidad en todas las fotografías excepto en las dos primeras, donde no se aprecia la cremallera en la parte más cercana de la imagen.

Por otra parte, el refuerzo central de las asas aparece en las otras fotografías como si se tratase de un punto de unión en el que confluyen las dos asas de la mochila, mientras que en las dos primeras imágenes se aprecia que dicho refuerzo pertenece a una sola de las asas; la realidad ha de ser obligatoriamente la mostrada en las dos primeras fotografías (donde sí se aprecia con claridad la estructura de ese refuerzo respecto al asa que lo sustenta), dado que si fuese un punto de unión de las dos asas la apertura de la bolsa no sería posible al tratarse de asas cortas.

Ese mismo refuerzo presenta también diferencias respecto a las dos primeras fotografías y el resto de imágenes, aunque, una vez más, la explicación es muy simple: el reverso y el anverso de ese refuerzo no tienen por qué ser iguales, y en las dos primeras fotografías se muestra uno (el reverso), mientras que en el resto se muestra el otro (el anverso).

Finalmente, y como complemento a las cuatro imágenes mostradas, puede consultarse en la página 90 del Auto de Procesamiento (parte inferior derecha) una fotografía que muestra la mochila en una posición muy similar a la que mostró la cadena de televisión ABC y con los mismos detalles que se aprecian en esa imagen en exclusiva que tantas críticas recibió.

martes, 22 de mayo de 2007

En España defecamos todos

«A ver si se enteran, señores: si nosotros lo que nos tememos es que no fueron ni ETA ni Al Qaeda, sino los que querían poner en marcha en España el cambio de régimen que estamos viviendo y que sólo va a poder pararse si el próximo domingo 27 hay una votación masiva en contra del PSOE.

Lo que nos preguntamos desde hace ya muchísimos meses no es si fue ETA, sino si hay alguien tan canalla en las cloacas del estado como para asesinar a 200 personas para cambiar un gobierno. Y cada vez hay más indicios que apuntan a que la respuesta es sí».

Luis del Pino nos ilustra con estas conclusiones a pocos días de las Elecciones Autonómicas y Municpales, por si a alguien se le habían olvidado las razones que mueven a este investigador independiente. Pero vayamos a los datos con los que ha llegado a esas conclusiones, utilizando sus mismos argumentos y sus mismas premisas.

El atentado que mató a esas 200 personas en los trenes se produjo cuando el responsable de esas cloacas, el responsable de ese Estado, al frente de esos canallas, estaban Ángel Acebes Paniagua y José María Aznar López, del Partido Popular; pero Luis del Pino dice que hay que votar masivamente contra el PSOE para que eso no vuelva a ocurrir. ¿Quién es el máximo responsable de esa deposición? ¿De quién era el excusado en el que defecaron? ¿Quién era el responsable máximo de las cloacas en las que cayó esa deposición?

La Renault Kangoo falsificada con la cinta coránica, la Goma-2 ECO y los detonadores que debían encaminar las investigaciones hacia las minas asturianas se defecó cuando los máximos responsables de esos canallas y de esas cloacas eran Ángel Acebes Paniagua y José María Aznar López, del Partido Popular; pero Luis del Pino dice que hay que votar masivamente contra el PSOE para que eso no vuelva a ocurrir. ¿A quién debemos responsabilizar de esa defecación?

Los análisis de los focos de las explosiones por parte de los TEDAX y la posterior ocultación de los vestigios de esas explosiones se realizaron cuando los máximos responsables de esos canallas y de esas cloacas eran Ángel Acebes Paniagua y José María Aznar López, del Partido Popular; pero Luis del Pino dice que hay que votar masivamente contra el PSOE para que eso no vuelva a ocurrir. ¿A quién debemos responsabilizar de esa defecación?

La mochila de Vallecas plantada con el teléfono que debía encaminar las investigaciones hacia Jamal Zougham la defecaron mientras los máximos responsables de esos canallas y de esas cloacas eran Ángel Acebes Paniagua y José María Aznar López, del Partido Popular; pero Luis del Pino dice que hay que votar masivamente contra el PSOE para que eso no vuelva a ocurrir. ¿A quién debemos responsabilizar de esa defecación?

La detención de Jamal Zougham en plena jornada de reflexión se defecó mientras los máximos responsables de esos canallas y de esas cloacas eran Ángel Acebes Paniagua y José María Aznar López, del Partido Popular; pero Luis del Pino dice que hay que votar masivamente contra el PSOE para que eso no vuelva a ocurrir. ¿A quién debemos responsabilizar de esa defecación?

El asesinato de Leganés se produjo cuando los máximos responsables de esos canallas y de esas cloacas eran Ángel Acebes Paniagua y José María Aznar López, del Partido Popular; pero Luis del Pino dice que hay que votar masivamente contra el PSOE para que eso no vuelva a ocurrir. ¿A quién debemos responsabilizar de esa defecación?

Señor Luis del Pino. ¿De qué cloacas habla usted? ¿Quién se dedicó a defecar y dejar defecar? ¿Quién era el responsable de los excusados? ¿Quién era el responsable de esas cloacas de las que habla usted? ¿Quiere nombres? Los máximos responsables de esos canallas y de esas cloacas ya sabe usted quiénes eran; y si busca a uniformados a los que responsabilizar, el Tribunal del 11-M ya le ha facilitado otro nombre.

Hace unos meses, Luis del Pino decía que «los peones negros, por mucho fenómeno social que seamos, seguimos siendo una cagarruta en mitad del desierto». Lo que son las cosas: las cloacas también están llenas de cagarrutas.

Señor Luis del Pino, por si no se había usted dado cuenta, en España cagamos todos.

viernes, 18 de mayo de 2007

Los mentirosos que querían saber la verdad

Una preposición («del») para mentir a sus lectores y para no hundirse en su propia mentira, mantenida durante más de tres años para hacernos creer que lo único que querían era saber la verdad.

Las conclusiones de la Guardia Civil

La Guardia Civil considera que no puede determinarse si los componentes minoritarios (como el DNT o la nitroglicerina) detectados en los análisis realizados a muestras que han estado almacenadas en algún momento en bolsas de polietileno corresponden a una contaminación o si corresponden a la propia composición del explosivo, por lo que los resultados de los análisis realizados en este informe pericial a las muestras de los focos de las explosiones no tienen ninguna validez científica:

«Con criterio científico, no es posible conocer ni el número, ni la naturaleza de los explosivos utilizados en los focos de las explosiones. Salvo que posiblemente se trataba de un explosivo de base nitrada».

¿Y qué es lo que pasa con el dinitrotolueno o con la nitroglicerina detectadas en todos los focos de las explosiones?

«Cabe hacer la misma reflexión anteriormente indicada para las bolsas contenedoras. Puede decirse de ellas que el nitroglicol sale con toda facilidad, incluso a los pocos días de haberlas cerrado (primer ensayo medido a los 4 días). Igualmente y con el tiempo, perfunden el dinitrotolueno y la nitroglicerina».

¿Y del polvo de extintor?

«La bolsa contenedora en la que se recibe, no proporciona certeza de que los componentes detectados procedan del foco o de una adsorción producida a lo largo del prolongado tiempo de almacenamiento, habiendo quedado demostrado su transparencia».

Entonces, el titular de hoy de El Mundo («La Guardia Civil sostiene que el DNT era un 'componente' del explosivo que estalló el 11-M»), ¿de dónde sale?

De una manipulación convertida en burda mentira; de esta frase de las conclusiones de la Guardia Civil, convenientemente retocada para salvar el culo y la vergüenza:

«En todas las muestras tomadas de los focos de explosión de la Estación de Atocha, Estación de El Pozo, Estación de Santa Eugenia y calle Téllez se detecta dinitrotolueno como componente explosivo».

Se ha añadido convenientemente la contracción «del» para convertir un «componente explosivo» (el DNT es en sí mismo un componente explosivo) en un «componente del explosivo» (el DNT forma parte del explosivo), que es la verdad que ellos persiguen.

El dibutilftalato

Llama la atención que los medios conspiracionistas (todos los medios conspiracionistas) se refieran a las sustancias ajenas a la Goma-2 ECO (la nitroglicerina y el DNT) para excluirla como explosivo utilizado en los trenes y se olviden de que en todas las muestras (en todas, tanto las intactas como los restos de las explosiones) aparezca una sustancia que sólo forma parte de la Goma-2 ECO y que no está ni en la Goma-2 EC ni en el Titadyn: el ftalato de dibutilo ó dibutilftalato.

Es decir, que la presencia de ftalato de dibutilo en todas las muestras de los focos de los trenes confirmaría, bajo la misma lógica conspiracionista, que en todos los focos estalló Goma-2 ECO, ya sea sola o acompañada, contaminada o sin contaminar, porque el ftalato de dibutilo es un plastificante que sólo está en la composición de la Goma-2 ECO.

Y ahora nos podemos preguntar por qué los peritos no han advertido sobre esto; muy fácil: si la nitroglicerina y el DNT son una contaminación por la porosidad de las bolsas en las que se almacenaban las muestras, también podría serlo el ftalato de dibutilo, por lo que, como afirmaban los peritos de la Guardia Civil, no sería científicamente posible determinar si ese ftalato de dibutilo proviene del propio explosivo o si es producto de la adsorción que también se ha producido con la nitroglicerina y el DNT.

Ahora bien; las pruebas de porosidad en las bolsas de polietileno se han realizado con los componentes más volátiles (nitroglicol, nitroglicerina y DNT), pero no con los componentes nada volátiles (como el ftalato de dibutilo, cuya volatilidad es prácticamente nula); así que igual en la exposición de los peritos en el juicio oral alguno de ellos nos reserva otra sorpresa.

La contaminación

La contaminación no se ha producido, como afirman los medios conspiracionistas, en las muestras custodiadas por los TEDAX; la razón no es la unidad policial que haya custodiado las muestras, sino el contenedor de la propia muestra.

La muestra M-10-2 (correspondiente al explosivo del AVE) fue remitida por la Guardia Civil a los TEDAX como duplicado, y fueron éstos los que la custodiaron; sin embargo, en los análisis de esta muestra no se detecta DNT. ¿Se olvidaron los TEDAX de contaminar esta muestra?

La explicación es mucho más simple: esta muestra la remitió la Guardia Civil en dos tubos de vidrio, y ese ha sido su contenedor desde entonces. No ha estado nunca almacenada en una bolsa de polietileno1, al contrario que el resto de muestras en las que sí aparece DNT, todas ellas almacenadas en algún momento en esas bolsas.

El fabricante de las bolsas de polietileno puede afirmar que su producto no es poroso, pero lo cierto es que las pruebas realizadas dicen justo lo contrario: a los cuatro días de almacenamiento ya se detectan nitroglicol y DNT en el exterior de la bolsa, y a los 23 días se detecta también la nitroglicerina. Parece que alguien tendrá que cambiar el plástico por el vidrio si pretende seguir vendiendo sus productos a los laboratorios.

La metenamina

La metenamina ha aparecido (a nivel de trazas) en un buen número de las muestras analizadas (incluso en una de las muestras remitidas a los peritos por el fabricante de la Goma-2 ECO), pero no en todas; siempre ha aparecido, además, en el cromatógrafo de gases.

Para demostrar que se trataba de un producto que aparecía en determinadas circunstancias por una reacción en la boca del propio cromatógrafo de gases, se volvieron a analizar todas las muestras en las que aparecía la metenamina en un cromatógrafo de líquidos, dando negativo en todos los casos.

Por lo tanto, el hexógeno (explosivo militar que se fabrica a partir de la metenamina) nunca estuvo presente en la Goma-2 ECO.

Las conclusiones de los peritos de parte

Los peritos de parte han de poner de relieve y resaltar las conclusiones que más beneficien a quienes les pagan. Para eso les pagan.

Sólo voy a poner un ejemplo de una de las conclusiones a las que llega uno de los peritos de parte:

«El DNT se encuentra presente en gran parte de las muestras de focos analizadas, lo cual nos lleva a descartar que en tales focos haya estallado Goma 2 ECO porque dicho compuesto no forma parte de este explosivo».

Sin embargo, si en lugar de ser el DNT el componente que le hubiese interesado resaltar hubiese sido el dibutilftalato, la conclusión hubiese sido bien diferente:

«El dibutilftalato se encuentra en todas las muestras de focos analizadas, lo cual nos lleva a descartar que en tales focos haya estallado Titadyn porque dicho compuesto no forma parte de este explosivo».

Que cada cual saque las conclusiones que quiera sobre las conclusiones de los peritos de parte.

Las conclusiones de la Policía Científica

Los peritos de la Policía Científica han demostrado ser los que más de cerca conocen todo lo relativo al 11-M; sus conclusiones no difieren en lo básico de las conclusiones de los peritos de la Guardia Civil, por lo que no es necesario reproducirlas de nuevo.

Las pruebas sobre las bolsas de polietileno, lejos de ser unas pruebas sin base científica (como afirman los peritos de parte y los medios conspiracionistas), explican perfectamente los datos de los actuales análisis.

Dado su conocimiento sobre el explosivo utilizado en el 11-M, todo parece indicar que serán las conclusiones sobre las que el Tribunal comparará el resto.

Nota ampliatoria 1: En el punto e) de la página 38 (hay varias referencias más a este mismo aspecto a lo largo del texto, como en las páginas 51 y 55) de este artículo de investigación de Diciembre de 2004 (de un Laboratorio estadounidense llamado Quality Forensics, que realiza pruebas para mejorar las técnicas forenses) observamos que el caso no se ha producido sólo en España y que el problema de la porosidad de las bolsas de polietileno lo han tenido también en Estados Unidos (incluso el Ejército de ese país tuvo algún problema al respecto en el año 2000).

miércoles, 16 de mayo de 2007

Fin de la historia de los explosivos

El 11 de Marzo de 2004, a las 11 de la mañana aproximadamente, entran en el Laboratorio de los TEDAX los restos recogidos en los focos de las explosiones para ser analizados. Tres horas después (sobre las 14:00), la Jefa del Laboratorio de los TEDAX determina que «sólo cabe concluir que se trata de explosivos Tipo Dinamita» (punto 5 del informe incorporado al Sumario), porque «es técnicamente imposible asignar el nombre comercial a Dinamitas que han sufrido reacción explosiva, ya que en ella desaparecen determinados componentes, que son los que hacen posible tal designación» (punto 6 del mismo informe).

Hoy, tres años después de los atentados, tres años después de estar desacreditando a los TEDAX y a la profesionalidad de su Jefa de Laboratorio y tres meses después de iniciarse los nuevos análisis, nos encontramos con esto:

* El Mundo: «El informe final tampoco descarta ningún tipo de explosivo. Es decir, mantiene abierta la posibilidad de que en los atentados se hubiera empleado Goma 2 ECO, Goma 2 EC o Titadyn, utilizado habitualmente por ETA».

* CityFM: «A la vista de los resultados arrojados se puede determinar que el explosivo que reaccionó en los trenes se trataría sin duda de un explosivo del tipo de las dinamitas gomas».

* Libertad Digital: «El documento no excluye ningún explosivo».

* Cadena COPE: «No se sabe qué estalló en los trenes. Así se de deduce del informe sobre los explosivos que los peritos le entregarán esta mañana al tribunal que juzga la masacre».

Lo que en tres horas determinó la Jefa del "Laboratorio de la Señorita Pepis", como han dado en llamarle algunos conspiracionistas al Laboratorio de los TEDAX, han tardado tres meses en determinarlo ocho peritos en un informe de 1.000 folios.

Una gran contribución a la verdad de los medios conspiracionistas.

martes, 15 de mayo de 2007

Una cronología de la pista islámica

Las pistas hacia el terrorismo islamista no llegarían hasta el descubrimiento de la Renault Kangoo (con la cinta en árabe), y la vía de investigación islamista no se abriría hasta la reunión en el Ministerio del Interior el mismo día 11 de Marzo por la tarde (entre las 17:00 y las 18:00); voy a intentar recrear una posible cronología de las primeras investigaciones y las distintas vías que se pudieron seguir (algunas prosperarían y otras no).

11 de Marzo

10:30 - Arnaldo Otegi comparece en público y apunta hacia la resistencia árabe como posible autora de los atentados.

18:00 - Se abre la vía de investigación islamista tras la inspección de la Renault Kangoo, la aparición de una cinta con versos del Corán y detonadores diferentes a los utilizados habitualmente por ETA; los primeros sospechosos de esta vía son los grupos terroristas ya conocidos: el GIA argelino (el grupo terrorista más activo del norte de África en los últimos años) y el GICM marroquí (con fuertes lazos con el GIA y con miembros detenidos en España por su relación con el 11-S y los atentados de Casablanca de Mayo de 2003).

19:00 - La policía visita la casa de Jaouad El Bouzrouti para preguntarle por Allekema Lamari, miembro del GIA encarcelado en 1997 y en busca y captura desde 2002; Allekema Lamari fue visto con un coche de su propiedad en Valencia en Noviembre de 2003. Sin embargo, Jaouad El Bouzrouti no conoce a Allekema Lamari, sino a quienes le acompañaron a Valencia: Mohamed Afalah y Abdelmajid Bouchar, dos desconocidos para el entorno de la lucha antiterrorista. Ver declaración de Jaouad El Bouzrouti ante el juez instructor y durante el juicio oral.

A lo largo de la noche - Se conoce un comunicado, enviado a un diario londinense en árabe (Al Quds Al Arabi), de un grupo terrorista islamista (Abu Hafs El Masri) que reivindica los atentados; la credibilidad de dicho comunicado no está clara.

12 de Marzo

2:00 - Se encuentra una bolsa de deportes entre los efectos recogidos en la Estación de El Pozo; contiene un artefacto explosivo compuesto de un teléfono móvil y 10 Kg. de Goma-2 ECO. Los TEDAX logran desactivarlo.

10:00 - Se inician las pesquisas para conocer el origen del teléfono móvil y de la tarjeta encontrados en la bolsa de deportes.

A lo largo de la mañana - Un testigo declara que vio cómo un individuo de raza gitana o árabe se dejaba olvidada una bolsa de deportes debajo de uno de los asientos del tren de El Pozo; la descripción de la bolsa de deportes que da el testigo coincide con la bolsa de deportes encontrada unas horas antes.

18:45 - ETA realiza dos llamadas telefónicas (a ETB y a Gara) desmarcándose de la autoría de los atentados. Se le da credibilidad al tratarse de la misma voz que comunicó la tregua en Cataluña.

21:00 - Amena consigue localizar el lugar en el que se encendió el móvil encontrado en la bolsa de deportes. Fue entre Morata de Tajuña y Chinchón, pero no se realizó ni se recibió ninguna llamada: sólo se introdujo el PIN (las investigaciones determinarían que, además, se programó el despertador, se activó el modo vibrador y se apagó el teléfono). Amena guarda todos los datos de esa BTS por si fuesen necesarios con posterioridad (los datos almacenados en las BTS para tarjetas que no realizan ni reciben llamadas se borran a las 72 horas).

13 de Marzo

A lo largo de la mañana - El testigo que describió la bolsa de deportes abandonada en el tren de El Pozo reconoce fotográficamente a Jamal Zougham como el porteador de la misma. Se localiza el locutorio en el que se vendió la tarjeta encontrada en el artefacto explosivo desactivado, en el que trabaja Jamal Zougham, marroquí al que se le conocen relaciones con destacados dirigentes del entorno islamista radical (entre ellos, Abu Dahdah).

Primera hora de la tarde - Detienen a los tres marroquíes que trabajan en el locutorio en el que se vendieron las tarjetas; entre ellos está Jamal Zougham, por lo que las pistas llevan, en un principio, hacia el entorno del GICM. Los otros dos detenidos son Mohamed Bekkali y Mohamed Chaoui. Por parte de Amena, se ha localizado la ruta de comercialización de 200 tarjetas que podrían haber sido vendidas en ese mismo locutorio.

19:00 - Se detiene también a los dos indios (Vinay Kholy y Suresh Kumar) que regentaban una de las tiendas implicadas en la distribución de los teléfonos utilizados en los atentados. Se conocen los datos de otros 6 móviles vendidos a la misma persona que el encontrado en la mochila de Vallecas, siendo además del mismo modelo; todos ellos constarían como encendidos en la misma BTS que el encontrado en la bolsa de deportes desactivada.

19:30 - Un individuo con acento árabe comunica a Telemadrid que hay una reivindicación grabada en vídeo en una papelera cercana a la mezquita de la M-30 de Madrid.

14 de Marzo

1:30 - El Ministro del Interior, Ángel Acebes, confirma que se ha encontrado una reivindicación de los atentados grabada en vídeo en nombre del portavoz militar de Al Qaeda en Europa, Abu Dujana Al Afgani.

6:00 - El diario Gara publica un comunicado de ETA, firmado el día 12, desmarcándose de los atentados y apuntando hacia algún grupo de origen islámico.

15 de Marzo

La policía sigue la pista del entorno del GICM y sospecha de Abdelaziz Benyaich, hermano de uno de los implicados en los atentados de Casablanca (Salaheddine Benyaich, encarcelado en Marruecos) y en prisión preventiva en aquellas fechas; Abdelaziz Benyaich compartió casa con Jamal Zougham, de quien empiezan a hacerse públicos los datos referentes a sus relaciones con el entorno de Abu Dahdah y el entorno radical islamista (en 2001 se encontró su número de teléfono en algunos documentos de Al Qaeda y se encontró en su poder un vídeo en el que los hermanos Benyaich aparecían junto a los jefes del consejo militar de los islamistas chechenos, por lo que se sospechaba que estos dos hermanos, con relación con Jamal Zougham, fueron combatientes en Bosnia y Chechenia).

Al mismo tiempo, la policía seguía el rastro de otros dos marroquíes que, junto a Jamal Zougham, fueron vistos por varios testigos en los trenes, aunque no se hicieron públicos sus nombres; además, se investigaba la posible participación del jordano Abu Mussab Al Zarqaoui como autor intelectual de los atentados.

Por otra parte, la Ertzaintza detiene a un mendigo argelino (Alí Amrous), quien en una detención en Enero advirtió de una masacre en Marzo en la Castellana y en Atocha a los agentes que le detuvieron.

17 de Marzo

Se hace pública la investigación sobre una partida de 100 tarjetas relacionadas con la encontrada en la bolsa de deportes desactivada.

Se detiene a Mohamed Chedadi, dueño de una tienda de ropa en Lavapiés y hermano de Said Chedadi (en prisión desde Noviembre de 2001 por su relación con la célula islamista de Abu Dahdah), a tres marroquíes más (Abderrahim Zbakh, Farid Oulad Ali y Abdelouahid Berraj; las detenciones se producen en Alcalá de Henares y en Meco) y a un español (detenido en Avilés y cuyo nombre no había sido hecho público todavía).

El grupo que reivindicó los atentados la noche del 11 de Marzo (Abu Hafs El Masri) decreta una tregua (a través de un comunicado remitido al periódico londinense en árabe Al Hayat) hasta conocer las tendencias del nuevo Gobierno sobre Irak, a la vez que reiteran la autoría de los atentados. Tampoco se le da demasiada credibilidad a este comunicado.

18 de Marzo

Abu Dahdah reconoce ante el juez Garzón que conoce a Jamal Zougham, aunque, según declara, sólo de comprarle alguna tarjeta telefónica y de haber tomado café alguna vez con él.

Los cinco primeros detenidos (tres marroquíes y dos indios) pasan a disposición judicial.

19 de Marzo

Se hace público que el español detenido en Avilés el día 17 (del que todavía no se ha dado el nombre) fue quien supuestamente suministró la dinamita a cuatro marroquíes en una mina de Asturias sin vigilancia el 29 de Febrero; esos cuatro marroquíes no están entre los siete detenidos de esa nacionalidad hasta el momento.

El juez Juan del Olmo decreta prisión incondicional e incomunicada para los cinco primeros detenidos (entre ellos Jamal Zougham).

21 de Marzo

Se hace público el nombre del español que supuestamente suministró la dinamita a los terroristas. Se trata de José Emilio Suárez Trashorras, con antecedentes penales por tráfico de drogas y por tenencia ilícita de armas y explosivos; el juez dicta prisión incondicional e incomunicada para él tras tomarle declaración.

Se da a conocer que uno de los marroquíes a los que José Emilio Suárez Trashorras habría suministrado la dinamita supo de los negocios ilegales de este minero jubilado en la cárcel de Villabona (Asturias); este marroquí, del que todavía no se había publicado el nombre, era Rafá Zouhier.

Se detiene a cuatro personas más: Khalid Oulad Akcha (preso en la prisión de Topas, en Salamanca), Naima Oulad Akcha (hermana del anterior), Faisal Alluch y Rafá Zouhier. Farid Oulad Ali (detenido el día 17 y familiar de los hermanos Oulad Akcha) es interrogado en la Audiencia Nacional y puesto en libertad; los otros marroquíes detenidos el día 17 (Mohamed Chedadi, Abderrahim Zbakh y Abdelouahid Berraj) entran en prisión tras ser interrogados por el juez instructor.

Primera semana - Resumen

Desde 12 horas después de los atentados, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado inician la búsqueda de pistas que conduzcan a los terroristas islamistas con antecedentes conocidos: el GIA primero (con Allekema Lamari como objetivo primero y principal, como se deduce de las primeras pesquisas en casa de Jaouad El Bouzrouti) y el GICM después (con Jamal Zougham y su entorno como objetivo, una vez que la tarjeta encontrada en la bolsa de deportes desactivada apunta en la dirección de esa organización terrorista, con la que tenía relaciones Jamal Zougham, que había sido reconocido en los trenes dejándose olvidada una bolsa de deportes igual que la desactivada en Vallecas).

Los días inmediatamente posteriores a la detención de Jamal Zougham se sigue buscando la pista del GICM a través de sospechosos de anteriores procesos judiciales (la célula de Abu Dahdah y los implicados en los atentados de Casablanca, basándose sobre todo en información aportada por Marruecos), produciéndose varias detenciones; el GIA entra como posibilidad de nuevo (tras el fracasado intento de encontrar a Allekema Lamari) a través de la detención de un mendigo argelino que había advertido de un atentado en Madrid (en la Castellana y en Atocha) dos meses antes.

La detención de José Emilio Suárez Trashorras incrementa las opciones que apuntan al GICM al descubrirse que la dinamita fue facilitada a cuatro marroquíes que todavía no habían sido detenidos; además, la conocida relación entre Abu Dahdah y Jamal Zougham incrementan aun más si cabe las sospechas sobre el GICM como responsable de los atentados.

Mientras tanto, el tráfico de las tarjetas y los teléfonos adquiridos por los terroristas, los testigos que identifican a algunos de ellos en los trenes y las propias detenciones van dando sus frutos y se llega, durante esa primera semana, hasta cuatro familiares de los que en las próximas semanas se dictarán órdenes de busca y captura (tres familiares de los hermanos Mohamed y Rachid Oulad Akcha y un familiar de Said Berraj).

23 de Marzo

Se levanta la incomunicación para Suresh Kumar y Vinay Kholy (los dos indios detenidos el día 13), aunque se les mantiene la imputación; Mohamed Bekkali y los hermanos Jamal Zougham y Mohamed Chaoui seguirán incomunicados.

Se realizan varias detenciones en Valencia (dos argelinos y un sirio) y en Banyoles (Girona). Los dos argelinos detenidos en Valencia son del entorno de Allekema Lamari y están ambos en prisión desde 1997; uno de ellos es Abdelkrim Bensmail, el que fuera lugarteniente de Allekema Lamari antes de ser detenidos por su pertenencia al GIA; el otro responde al nombre de Hocine K., encarcelado también por su pertenencia al GIA en la misma operación policial en la que fue detenido Allekema Lamari y conocido como Husein. El sirio detenido es Safwan Sabagh, que mantenía comunicación abundante con Allekema Lamari y a quien también se le conoce como Abú Ubaida.

Los detenidos en Girona (Mohamed Nebbar, Ali Kaouka, Mohamed Tahraoui y Larbi Allag) pertenecen a otra organización terrorista argelina (Protectores de la Corriente Salafista) y ya habían sido detenidos en dos ocasiones con anterioridad y puestos en libertad por integrar el llamado Comando Dixán.

24 de Marzo

Los servicios de seguridad marroquíes creen que Abdelkrim El Mejjati (que huyó de Marruecos tras los atentados de Casablanca y de quien se sospechaba que podría haber estado en Madrid unos días antes de los atentados del 11-M) podría ser el cabecilla de los terroristas islamistas marroquíes (Mohamed El Guerbuzi, exiliado en Londres, era también sospechoso de dirigir a los combatientes marroquíes, aunque negó cualquier relación con los atentados en una entrevista al diario árabe Al Hayat) y, por lo tanto, podría haber sido el coordinador de los atentados de Madrid; de Abdelkarim El Mejjati se sospechaba que podría ser el eslabón entre Jamal Zougham y Abu Mussab Al Zarkaoui.

Naima Oulad Akcha y Rafá Zouhier entran en prisión; de la primera se sospecha que conoce a muchos de los autores de los atentados, mientras que del segundo no se facilitan datos por el momento. Los dos argelinos y el sirio detenidos en Valencia el día anterior salen en libertad sin cargos, por lo que la pista de Allekema Lamari parece no dar los frutos esperados.

Detienen a dos personas más en Toledo (Fouad El Morabit y Basel Ghalyoun) por su relación con el imam de Torrijos, Hachim Temsamani Had, en prisión por los atentados de Casablanca; se sospecha que al menos uno de ellos (el sirio Basel Ghalyoun) pueda ser autor material.

25 de Marzo

Detienen a un sirio (Mouhannad Almallah Dabas) y a dos marroquíes (Said y Hamid Ahmidan) en Madrid. La policía alemana informa de que al menos uno de los detenidos el día anterior (Fouad El Morabit) estaba fichado como radical islamista en ese país; Fouad El Morabit habría intentado inscribirse en Octubre de 2003 en una universidad alemana para estudiar electrotecnia, pero no fue admitido y salió del país.

Se da a conocer que la cinta de vídeo en la que se reivindicaban los atentados se grabó el mismo día 13 de Marzo por la tarde, sobre las 17:00.

26 de Marzo

Se registra la finca de Chinchón en la que se fabricaron las bombas; la vivienda estaba siendo vigilada desde el día 22 por si alguno de los terroristas regresaba. Se localizan varios detonadores y restos de Goma-2 ECO.

Se hace público que Basel Ghalyoun y Fouad El Morabit residían en un local situado en la calle Virgen del Coro; el sirio Mouhannad Almallah Dabas estaría relacionado también con ese local.

Se detiene a otro marroquí (Mustafá Ahmidan) en Madrid relacionado con las detenciones de los días anteriores; Faisal Alluch, detenido el día 21, entra en prisión tras delcarar ante el juez, mientras Khalid Oulad Akcha queda en libertad sin cargos por los atentados.

27 de Marzo

Se localizan abundantes huellas en la casa de Chinchón; según algunas informaciones, entre esas huellas estarían las de Jamal Zougham y las de Abderrahim Zbakh, algo que resultaría ser incorrecto.

A lo largo de la tarde de este mismo día sería cuando se grabarían las dos reivindicaciones que se localizarían con posterioridad en el piso de Leganés.

Por la noche, Allekema Lamari llama a Safwan Sabagh a Valencia para preguntarle por qué había sido detenido; Safwan Sabagh, a pesar de haber sido detenido por su relación con Allekema Lamari, no lo pone en conocimiento de la policía hasta el 22 de Agosto de 2004, cuando es llamado de nuevo a declarar.

28 de Marzo

La autoría recae de lleno en el entorno del GICM, aunque la policía no descarta todavía la participación de personas de otros países. La Embajada española en El Cairo recibe una carta en nombre, de nuevo, de Abu Hafs El Masri en la que se amenaza a todos los intereses españoles en el norte de África si no se retiran las tropas de Irak y Afganistán antes del 28 de Abril.

Las informaciones sobre el avance de las investigaciones son cada vez menores para no perjudicar las pesquisas, según el propio Ministerio del Interior.

Segunda semana - Resumen

Las investigaciones llegan de lleno al entorno de los que ahora mismo están acusados de ser responsables de los atentados: se ha llegado a los familiares de los hermanos Mohamed y Rachid Oulad Akcha, se ha llegado a los familiares de Jamal Ahmidan, se ha detenido a Jamal Zougham y a Basel Ghalyoun, se ha descubierto ya la casa de Chinchón en la que se montaron las bombas, se ha llegado también al local de Virgen del Coro...

Todo apunta a un núcleo marroquí (del entorno del GICM) como principal responsable de los atentados, aunque ya hay también dos sirios detenidos (Basel Ghalyoun y Mouhannad Almallah Dabas); sin embargo, del GIA de Allekema Lamari no parece haber noticias (las pesquisas en esa dirección parece que no han dado resultados positivos).

29 de Marzo

Queda en libertad Said Ahmidan, que no estaba en España los días de los atentados, tras ser interrogado por el juez Juan del Olmo; ingresan en prisión Hamid Ahmidan y Basel Ghalyoun, este último por haber sido reconocido en los trenes. Mouhannad Almallah Dabas (que sólo alquiló la habitación a Basel Ghlayoun) y Fouad El Morabit (que fue a Alemania a ampliar los estudios de Ingeniería Aeronáutica que había cursado en la Politécnica de Madrid) quedan también en libertad al no haber suficientes pruebas contra ellos.

Detienen en Asturias a Antonio Toro, el cuñado de José Emilio Suárez Trashorras y también implicado en delitos anteriores de tráfico de drogas y de tenencia ilícita de armas y explosivos; la Audiencia Nacional no confirma el hallazgo de las huellas de Jamal Zougham y de Abderrahim Zbakh en la casa de Chinchón. Detienen en Madrid a dos sirios más: Waanid Altaraki Almasri y Mohamad Badr Ddin Akkab, cuyas huellas han sido encontradas en la finca de Chinchón.

La cadena ABCNews publica en exclusiva la fotografía de la bolsa de deportes desactivada en Vallecas.

30 de Marzo

El Ministro del Interior, Ángel Acebes, confirma que el GICM está en el punto de mira de las investigaciones; el juez Juan del Olmo ordena la detención de varios terroristas en Marruecos (en algunos medios se publica que se trataría de Abdelkrim El Mejjati, pero esta información sería rectificada el día siguiente), Inglaterra y Alemania. La policía sospecha que al menos dos de los autores materiales han podido huir a Marruecos.

Detienen a Otman El Ganoui al aparecer sus huellas en la casa de Chinchón y a Fouad El Morabit (éste por segunda vez) para aclarar una parte de su anterior declaración.

31 de Marzo

La policía publica las fotografías de seis terroristas en paradero desconocido y acusados de ser los autores materiales e intelectuales de los atentados: Serhane El Tunecino, Jamal Ahmidan, Mohamed Oulad Akcha, Rachid Oulad Akcha, Abdennabi Kounjaa y Said Berraj.

Said Berraj (uno de los supuestos huidos a Marruecos) estaba relacionado con Serhane El Tunecino y con Basel Ghalyoun, además de haber sido visto en Estambul (en Octubre de 2000) en una reunión con otros tres miembros de Al Qaeda; de Serhane El Tunecino se sospechaba que fuese el coordinador de los atentados, mientras que de Jamal Ahmidan se sabía que, además de ser uno de los líderes, había sido quien había alquilado la casa de Chinchón con el nombre falso de Yussef Ben Salah. El resto de sospechosos estaban relacionados con la obtención de los explosivos y con los escenarios conocidos hasta entonces.

1 de Abril

Se sospecha que los atentados se financiaron a través de la droga con la que traficaban El Chino y su entorno; asimismo, el juez instructor considera a El Tunecino uno de los cerebros de los atentados. La policía ha empezado a rastrear zonas de Madrid mostrando las fotografías de los seis sopechosos; en Leganés también se muestran esas fotografías.

Al hacerse pública la orden de busca y captura de los seis sospechosos, el juez Juan del Olmo no menciona al GICM (como sí hiciera Ángel Acebes con anterioridad), sino a Al Qaeda de forma muy genérica.

2 de Abril

Otman El Gnaoui es enviado a prisión por el juez tras haberle tomado declaración; Antonio Toro, Fouad El Morabit y los sirios Waanid Altaraki Almasri y Mohamad Badr Ddin Akkab son puestos en libertad con la obligación de facilitar su domicilio. Se detiene a Abdelilah El Fadoual en Ceuta.

Antonio Toro declara que, efectivamente, conoció a Rafá Zouhier en prisión y que le puso en contacto con su cuñado, pero que él no sabía nada de la dinamita.

Los terroristas colocan una nueva bomba, esta vez en las vías del AVE, que no llega a explosionar; el explosivo utilizado es el mismo que se encontró en la Kangoo y en la bolsa de deportes desactivada en Vallecas. La bomba fue descubierta por un operario de RENFE en Mocejón (Toledo), a unos 60 Km. de Madrid.

3 de Abril

Por la mañana, aparece un nuevo nombre desconocido en los ámbitos de la lucha antiterrorista: Mohamed Belhadj, otro marroquí cuyo teléfono está entre los investigados por la policía en relación con el 11-M y que tiene alquilado un piso en Leganés.

Por la tarde, en un dispositivo de vigilancia sobre ese piso, Abdelmajid Bouchar (otro marroquí no relacionado hasta entonces con el terrorismo) huye ante la presencia policial y se producen algunos disparos desde el interior del piso; según las primeras noticias que llegan a la prensa, el huido podría haber sido uno de los hermanos Oulad Akcha.

A las 18:05 se recibe un fax en el diario ABC reivindicando la bomba del AVE descubierta el día anterior y amenazando con nuevos atentados.

A las 21:03, y tras varias horas de cerco policial, se produce una explosión en el interior del piso. Las primeras noticias hablan de tres terroristas que se habrían suicidado llevándose por delante a un GEO; entre los terroristas suicidados se cree que pueden estar El Tunecino y El Chino, aunque no se descarta que pudiesen haber al menos dos terroristas más de los que estaban en busca y captura en el interior de la vivienda (Abdennabi Kounjaa y uno de los hermanos Oulad Akcha), además del huido. Se tuvieron que remitir cinco bolsas con los restos de los suicidas al Anatómico Forense para su identificación, además de tres cuerpos en mejor estado.

Tercera semana - Resumen

De tener al entorno del GICM en el punto de mira se pasa a la concreción de seis sospechosos más (cinco marroquíes y un tunecino), dos de ellos los líderes del grupo (El Tunecino y El Chino); el juez Juan del Olmo parece haber observado que es justo el tunecino el principal cerebro del grupo, por lo que evita centrar en el GICM marroquí las pesquisas, optando por una célula integrada por terroristas de distintos países (Basel Ghalyoun, sirio, también había sido visto en los trenes), con una ideología emanada de Al Qaeda, pero sin una conexión operativa directa con esa organización terrorista.

El suicidio de dos de los supuestos líderes (El Tunecino y El Chino) y la prisión del otro posible cerebro (Jamal Zougham) cerraba una gran parte de las incógnitas sobre la autoría y permitía relajar la amenaza de nuevos atentados por parte de esa célula islamista, que además habría perdido a al menos otro miembro en la explosión de Leganés; la presencia de tres posibles líderes dentro del grupo limita la existencia de otro líder como podría ser Allekema Lamari, teniendo en cuenta además que las conexiones argelinas no han dado resultados positivos hasta el momento.

Las investigaciones siguientes

La confirmación de que El Tunecino estaba entre los terroristas inmolados se da el día siguiente; ese mismo día se confirma que los otros dos suicidas identificados son Abdennabi Kounjaa y Asrih Rifaat Anouar. El cuarto sería El Chino (que habría realizado una llamada para despedirse de sus familiares, aunque su identificación definitiva debía realizarse a través del ADN, dado el estado de sus restos); un quinto cuerpo se sospechaba que fuese el de uno de los hermanos Oulad Akcha, mientras el otro hermano habría conseguido huir. Quedarían, por lo tanto, pendientes de localizar dos de los terroristas de los que se publicó su fotografía unos días antes (Said Berraj y uno de los hermanos Oulad Akcha) y tres terroristas más que se añadían a la lista: Amer Azizi (que sería el contacto entre El Tunecino y la dirección de Al Qaeda), Sanel Sjekirica (estudiante bosnio de la Universidad de Oviedo del que se esperaba que pudiese ofrecer información de Fouad El Morabit, a quien matriculó en dicha universidad) y Rabei Osman El Sayed (Mohamed El Egipcio, que sería otro de los autores intelectuales de los atentados).

Sin embargo, el día 7 ya se sabía, en base a las pruebas de ADN, que el número de terroristas suicidas era de siete, y uno más habría logrado huir; sin embargo, sólo se identifican en un primer momento cuatro cuerpos y con posterioridad dos más (los de los hermanos Oulad Akcha, el 19 de Abril), no siendo posible la identificación del séptimo al no disponer de ADN de familiares con el que compararlo. Se detiene ese mismo día 7 a Rachid Aglif.

Cuatro días más tarde (el día 11) se detiene a Ibrahim Afalah (hermano de Mohamed Afalah), a Hassan Belhadj (hermano de Mohamed Belhadj) y a Said Aharaouch. Tras determinar que los hermanos Oulad Akcha también se habían suicidado, quedaban unos restos y un huido sin identificar, siendo Said Berraj el principal candidato a cubrir uno de los dos puestos que quedaban.

El día 21 de Abril se sabe ya que el ADN de uno de los suicidas (Asrih Rifaat Anouar) está en el explosivo de las vías del AVE; el día siguiente se dicta orden de busca y captura contra Mohamed Belhadj (quien alquiló el piso de Leganés), contra Abdelmajid Bouchar (de quien ya se sabe que es quien consiguió huir del piso el mismo día 3 de Abril) y contra Mohamed Afalah (que habría huido a Bélgica junto a Mohamed Belhadj, con el coche de su hermano Ibrahim, a través de Barcelona). Los indios detenidos el día 13 de Marzo son puestos en libertad el día 22 de Abril.

Cuarenta días después de los atentados se tiene constancia ya de la mayor parte de las personas implicadas en los atentados; queda por resolver la identidad del séptimo suicida, que no se conocerá hasta el mes de Agosto (resultaría ser Allekema Lamari, de quien se solicitaron muestras de ADN de sus familiares a Argel el 5 de Agosto, tras comprobar que algunos restos de ADN que coincidían con el suicida estaban junto a restos de ADN de Mohamed Afalah -en el Skoda Fabia-, con quien Allekema Lamari había sido visto en múltiples ocasiones).

Conclusiones

Las pistas que podían dirigir las investigaciones hacia el GIA argelino de Allekema Lamari no conducían a resultados positivos; sin embargo, las investigaciones que se llevaban a cabo en el entorno de los combatientes marroquíes (del entorno del GICM) iban dando sus frutos desde dos días después de los atentados.

Desde los atentados del 11-M hasta el suicidio en Leganés, la gran mayoría de los implicados son marroquíes, y el que se suponía su líder (El Tunecino) había estado relacionado directamente (incluso con lazos familiares) con el entorno radical del GICM (era cuñado de Maimouni, detenido por los atentados de Casablanca); el origen de la gran mayoría de implicados (Tánger) coincidía con vecinos suyos también detenidos por otros asuntos relacionados con el terrorismo islamista (Abu Dahdah), siendo reconocido además por ellos mismos que casi todos se conocían entre sí.

Todas las pistas llevaban a un núcleo central del entorno del GICM en colaboración con otros terroristas (El Tunecino y otros de nacionalidad siria), pero la mano del GIA no aparecía por ninguna parte (aun cuando sí se investigara en un primer momento su posible implicación a través del propio Allekema Lamari); todo parecía indicar que los terroristas que se suicidaron en Leganés eran los seis que estaban en busca y captura desde cuatro días antes (más Asrih Rifaat Anouar) y que quienes habían logrado huir estaban también identificados (Mohamed Belhadj, Mohamed Afalah y Abdelmajid Bouchar). El GIA de Allekema Lamari sólo aparecería cuatro meses después, ante la imposibilidad de identificar al séptimo suicida con los datos que se manejaban en un principio.

jueves, 10 de mayo de 2007

Introducir factores ajenos a lo que es el objeto del proceso

Una frase del Presidente del Tribunal que está juzgando el 11-M ha acabado con la contención verbal hacia Gómez Bermúdez por parte de quienes van descubriendo que su fantasiosa verdad es sólo eso: pura fantasía y elucubración. No aparecen las relaciones con ETA por ninguna parte, sus buques insignia han acabado siendo multados por desobediencia al Tribunal, las exclusivas de las entrevistas a algún imputado (en las que se hablaba de las relaciones de El Chino con ETA) no han querido ser ratificadas en el juicio por el propio entrevistado...

«En su escrito de acusación acusa a 29 personas, en el que ninguna de ellas tiene nada que ver con ETA». «Espero que justifique en su calificación definitiva y en su informe la legitimación de una acusación para introducir factores ajenos a lo que es el objeto del proceso desde la perspectiva de la acusación».

Una respuesta clara y concisa al intento de la acusación con la que colaboran Luis del Pino y los Peones Negros de introducir, una vez más, esos factores ajenos al 11-M que tanto rédito económico les está dando a algunos cuando los introducen fuera del juicio.

Pero en el juicio es diferente. Los informes periciales aportados por la policía no son falsos por definición, como ocurre en el mundo conspiracionista; las declaraciones policiales tampoco son mentiras por definición, como ocurre en el mundo conspiracionista; las declaraciones del resto de testigos tampoco son falsas por definición, como ocurre en el mundo conspiracionista; y las pruebas aportadas por la policía tampoco son falsificadas por definición, como ocurre en el mundo conspiracionista.

Es la cruda realidad. Una realidad con la que están chocando una y otra vez los conspiracionistas, incapaces de reconocer que se han podido equivocar en sus planteamientos e intentando culpabilizar de sus errores a todo aquél que ose advertirles de que el mundo en el que viven no es el mundo en el que vivimos el resto de mortales (y algunos hablan de que los demás echan balones fuera); y si quien se lo advierte es un juez, se incluye también a ese juez en su mundo imaginario.

«Hoy [por ayer] Gómez Bermúdez ha cortado a uno de los abogados de las acusaciones. Le ha impedido realizar preguntas relativas a la organización terrorista ETA diciéndole: «Usted acusa a 29 personas que no tienen relación con ETA». Yo me pregunto: ¿y cómo sabe Gómez Bermúdez que no tiene relación con ETA ninguno de los imputados? ¿Dispone de alguna información que no tengamos los demás? ¿Ha llegado ya a alguna conclusión definitiva al respecto, previa a la redacción de la sentencia?».

Este es Luis del Pino, abriendo la veda contra Gómez Bermúdez en El Mundo. Ni una mención al origen de la pregunta: un supuesto etarra llamado Óscar Pérez que realizó una llamada con el teléfono de El Chino, que ni tan siquiera era Óscar Pérez, que tampoco era etarra y que resulta que estaba de parranda por Madrid y se había quedado sin móvil.

Está claro que aclarar, lo que se dice aclarar, hay algunos que no están dispuestos a aclarar nada. Y es que se les cerraría el grifo. Es mucho mejor para su economía personal introducir factores ajenos al 11-M; el estudio de nichos, se llama en economía.

martes, 8 de mayo de 2007

Los últimos testigos

Los testigos que han quedado para el final de la fase testifical de la vista oral han acabado de cerrar las pocas puertas que les quedaban abiertas hacia la libre absolución (tanto judicial como mediática) a los actuales imputados, y así ha quedado plasmado en la práctica totalidad de los medios de comunicación.

El País, en su edición escrita del lunes, recogía las impresiones de 14 de las 49 partes personadas en el juicio (6 acusaciones y 8 defensas) tras el paso de casi todos los testigos propuestos; las acusaciones (todas excepto la AVT, que concluye que «lo que llama la atención es la cantidad de testigos que se ha dedicado a echar balones fuera») consideran que las testificales han supuesto una abrumadora prueba de cargo contra los actuales imputados («las previsiones más optimistas no vaticinaban, sin las periciales, una carga probatoria tan contundente como la que ya existe»), mientras que la mayor parte de las defensas acudía a delitos menores a los inicialmente propuestos (colaboración con banda armada en lugar de integración, por ejemplo) para mostrar su satisfacción («creo que los árabes van a ir todos para adelante, lo mismo que Trashorras y Antonio Toro, pero no los chavales asturianos que, como mucho, tendrán penas livianas», decía el abogado defensor de Mohamed Larbi Ben Sellam). Tan solo alguna defensa afirmaba con rotundidad que sus clientes quedarían absueltos, y no por falta de pruebas, sino porque su participación no era necesaria («no era necesaria la colaboración de un minero para su sustracción, y menos la de Raúl»).

Esta coincidencia entre acusaciones y defensas en los resultados de esta fase testifical (las acusaciones reafirmándose en sus escritos de acusación y las defensas asumiendo que sus defendidos tienen cierto grado de responsabilidad en los atentados) pone de manifiesto justo lo contrario de lo que algunos insisten en mantener contra viento y marea: las investigaciones y la instrucción, por lo que se refiere a las declaraciones testificales, han conseguido explicar de forma extensa y razonada la posible implicación en los atentados del 11-M de la práctica totalidad de los ahora imputados.

Sin embargo, no es esta la única coincidencia entre dos partes opuestas. La declaración de un testigo que, en un principio, no parecía tener gran cosa que aportar al juicio, ha conseguido poner de acuerdo a los dos grandes periódicos nacionales: la declaración de Kamal Ahbar fue preparada en la cárcel para exculpar a parte de los actuales imputados (en concreto, a todos excepto a los españoles y a los confidentes policiales que han delatado al resto de acusados). Publicaba El País en su edición impresa del lunes que «la escasa credibilidad del testigo y la sospecha de que su testimonio ha sido cuidadosamente elaborado en prisión llevará hoy a las acusaciones a intentar evidenciar contradicciones»; El Mundo, por su parte, dedicaba ese mismo día un artículo completo, con el título «Los islamistas imputados en el 11-M prepararon la declaración de Ahbar», a explicar esa acusación («su relato ante el tribunal, que inculpa a los confidentes, fue elaborado en los calabozos de la Casa de Campo y en la cárcel de Alcalá-Meco»).

Coinciden ambos periódicos también en los resultados del interrogatorio al que le sometieron algunas de las acusaciones: El País iniciaba el martes un artículo (titulado «El 'yihadista' que declaró que el 11-M se gestó en Valencia queda desacreditado por las pruebas») con una frase («La farsa duró lo que un suspiro») que resume una conclusión que coincide plenamente con la misma conlusión a la que llega El Mundo: «Acusaciones y defensas consiguen debilitar la credibilidad del testigo, que además afirma que se siente «comprometido con la causa» islamista».

Ambas coincidencias tienen, sin embargo, una cuestión de fondo mucho más relevante de cara al juicio. Si los propios abogados defensores están asumiendo que sus defendidos acabarán siendo condenados (aunque intentarán rebajar las penas propuestas por las acusaciones) y son los propios imputados los que apuntan ya abiertamente al entorno de El Tunecino, de Allekema Lamari y de El Chino (con quienes los imputados tenían relaciones probadas) como los autores materiales de los atentados (intentando autoexculparse ellos mismos a través de un testigo), todo apunta a que estamos ante un signo inequívoco de que muchos de los acusados parecen estar empezando a claudicar al verse acorralados ante las evidencias puestas de manifiesto en la fase testifical del juicio oral.

Y los informes periciales que han de pasar por el juicio durante las próximas semanas no parece que vayan a ayudar mucho a los imputados.

miércoles, 2 de mayo de 2007

El chiringuito

Se cae el chiringuito, el Sumario se derrumba, el castillo de naipes se desmorona, la versión oficial del 11-M está muerta... y la frase «las sesiones del juicio están demostrando que las informaciones que hemos ido sacando durante dos años eran correctas» (repetida hasta la saciedad por Luis del Pino) pone de manifiesto que estamos asistiendo o bien a una terapia de grupo en directo (con la preservación de la autoestima como objetivo último) o bien a una campaña publicitaria (bastante cutre, dicho sea de paso, aunque no sea necesario demasiado esfuerzo, dada la nula capacidad crítica de quienes son el objetivo de esa campaña con quien les está vendiendo la moto) para mantener las ventas de los libros de Luis del Pino.

El informe que supuestamente probaba los vínculos entre ETA y el 11-M y que estaba guardado bajo siete llaves por Rubalcaba (según afirmó Agustín Díaz de Mera en Septiembre de 2006 en la Cadena COPE) prueba justo lo contrario (¿ETA? ¿Dónde está la participación de ETA en el 11-M?); la posibilidad de la existencia de terroristas suicidas en los trenes que teóricamente se había inventado la Cadena SER dentro de un Golpe Mediático (como parte del Golpe de Estado que echó del poder al Partido Popular el 14-M) no fue sino una sospecha real por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (¿Polanco? ¿No se inventó noticias falsas el Grupo PRISA para echar al Partido Popular del poder manipulando a la opinión pública?); la Kangoo con objetos revueltos en el habitáculo del conductor y con cuatro cositas en una zona de carga en penumbra que fueron reconocidas en su totalidad (las 61 evidencias inventariadas) por quien desprecintó la furgoneta en Canillas (¿furgoneta vacía y rellenada, decían?); los perros que no detectan las cantidades ínfimas de explosivos ni en la Kangoo ni en el zulo de la casa de Chinchón (los perros nunca mienten, pero... ¿se equivocan?); la mochila (o bolsa de deportes) desactivada en Vallecas, esa que dicen los conspiracionistas que nunca estuvo en los trenes, es la misma mochila o el alma gemela de la que se dejó olvidada Jamal Zougham, curiosamente, en el tren de El Pozo (¿Jamal Zougham poniendo pruebas falsas en los trenes será la nueva versión de la gran conspiración?)...

Eso sí, el chiringuito siempre se le cae a esa Versión Oficial que tan mal instruida y tan mal investigada está, claro.

blog counter