sábado, 13 de enero de 2007

Los sospechosos (VII)

Tras un paréntesis para tratar otros asuntos del 11-M que necesitaban alguna aclaración, vuelvo con la serie de artículos dedicados a los actuales sospechosos (recordemos que, para Luís del Pino, los actuales sospechosos simplemente pasaban por allí o incluso ni tan siquiera eso). Es el turno, en esta ocasión, de dos de los suicidas de Leganés, de los que el Auto de Procesamiento no habla extensamente (pues no pueden ser procesados al estar ya muertos), pero sí los relaciona con otros de los integrantes del grupo terrorista que supuestamente cometió los atentados del 11-M; además, ambos fueron protagonistas directos en prácticamente todos los escenarios investigados, desde la vivienda de Albolote (Granada) hasta Leganés, pasando por los propios trenes.

Rachid y Mohamed Oulad Akcha

Suicidados en el piso de Leganés el 3 de Abril de 2004.

Ambos vivían en la calle Litos de Madrid, donde se trasladó también, después del verano de 2003, Asrih Rifaat Anouar (otro de los suicidas de Leganés y con una estrecha relación con Sarhane Ben Abdelmajid Fakhet -El Tunecino-) y eran viejos conocidos de Jamal Ahmidan (El Chino), con quienes compartía el negocio del narcotráfico.

En Agosto y Septiembre de 2003 se conocen sus primeros contactos con Sarhane Ben Abdelmajid Fakhet (El Tunecino), Basel Ghalyoun, Abdelilah el Fadoual el Akil o Mahmoud Slimane Aoud (era el momento en el que se tiene constancia de las reuniones proselitistas y de adoctrinamiento yihadista en el campo, junto al río, los viernes por la tarde tras salir de la mezquita); al domicilio de los hermanos Oulad Akcha acudirían otros sospechosos (como Abdelilah el Fadoual el Akil y Jamal Ahmidan) a visionar imágenes de tipo yihadista en un ordenador portátil. En otras reuniones, coincidirían los hermanos Oulad Akcha con Asrih Rifaat Anouar, Sarhane Ben Abdelmajid Fakhet y Basel Ghalyoun.

Abdennabi Kounjaa (otro de los suicidas de Leganés) era también viejo conocido de los hermanos Oulad Akcha, cuyo tráfico telefónico tanto con Jamal Ahmidan (El Chino) como con Asrih Rifaat Anouar era abundante; en Septiembre de 2003 se tiene constancia ya de contactos telefónicos de los dos hermanos con Basel Ghalyoun y con Abelilah el Fadoual el Akil.

En Octubre de 2003, Mohamed Oulad Akcha acompaña a Hicham Ahmidan, con el coche de Mohamed Afalah, para obtener matrículas falsas.

En Noviembre de 2003 se tiene constancia de contactos telefónicos entre Rachid Oulad Akcha y Sarhane Ben Abdelmajid Fakhet (El Tunecino), así como entre el primero y Basel Ghalyoun (en la casa de Sarhane Ben Abdelmajid Fakhet se encontraría también el perfil genético de Rachid Oulad Akcha); ese mismo mes fueron vistos en la casa de Morata de Tajuña Jamal Ahmidan, los hermanos Oulad Akcha y Abdelilah el Fadoual el Akil.

Nasreddine Bousbaa (quien supuestamente falsificó varios documentos identificativos de algunos de los integrantes de la célula terrorista, entre ellos el pasaporte con el que Abdennabi Kounjaa firmaría el contrato de alquiler de la casa de Albolote) contactó con Mohamed Oulad Akcha en múltiples ocasiones entre el 26 de Febrero y el 10 de Marzo de 2004.

El día 28 de Febrero de 2004, Mohamed Oulad Akcha acompaña a Jamal Ahmidan (El Chino) y a Abdennabi Kounjaa a Avilés para transportar la dinamita sustraída por Emilio Suárez Trashorras; el día siguiente, Rachid Oulad Akcha se une a ese grupo (a la altura de la provincia de Burgos) junto a Otman el Gnaoui y Asrih Rifaat Anouar para realizar un viaje de apoyo. Ese 29 de Febrero de 2004 es cuando el Toyota Corolla de Emilio Suárez Trashorras (prestado a Jamal Ahmidan ese mismo día) es fotografiado por un radar de la Guardia Civil a la altura de Quintanaortuño (Burgos) a las 16:15; este hecho viene respaldado, además, porque la tarjeta de teléfono de Mohamed Oulad Akcha es introducida en el terminal de Otman el Gnaoui (que durante la madrugada había sido utilizado por Jamal Ahmidan) desde las 13:21 (en Cantabria) hasta las 19:47 (en Morata de Tajuña), localizándose a las 16:11 a la altura de Quintanarrio (Burgos). Otman el Gnaoui, durante ese mismo período de tiempo, tenía su tarjeta introducida en otro terminal que sería utilizado el día siguiente por Mohamed Oulad Akcha (las tarjetas de ambos y los respectivos terminales coincidirían en la misma BTS y a la misma hora con el terminal y la tarjeta utilizadas por Jamal Ahmidan, de forma que ha podido determinarse que, mientras el grupo de Mohamed Oulad Akcha volvía de Avilés el día 29 de Febrero, Otman el Gnaoui pasaba a recoger a Rachid Oulad Akcha a las 14:45 -en el domicilio de éste- y emprendían viaje en dirección a Burgos sobre las 15:00, encontrándose con el otro grupo sobre las 17:00 en Cogollos para dirigirse todos hacia Morata de Tajuña).

Entre el 2 y el 4 de Marzo de 2004 se producen varios intercambios de llamadas entre Abdelilah el Fadoual el Akil y Mohamed Oulad Akcha.

El 4 de Marzo de 2004, Jamal Ahmidan habla por teléfono desde Ibiza (a las 10:21) con Emilio Suárez Trashorras, tras lo cual éste adquiere un billete de autobús en el que viajará (desde Avilés hasta Madrid) el menor Gabriel Montoya Vidal (ya condenado en Noviembre de 2004 por el transporte de dinamita -es decir, que se ha probado ya en un juicio que el traslado de dinamita desde Avilés a Madrid existió) para recuperar el Toyota Corolla que aquel le dejó prestado a Jamal Ahmidan cuatro días antes; Emilio Suárez Trashorras se pone en contacto con Mohamed Oulad Akcha y es éste (junto a Asrih Rifaat Anouar) quien va a recoger al menor a su llegada a Madrid. Sobre las 23:45, la Policía Municipal detecta que el Toyota Corolla, conducido por Gabriel Montoya Vidal (tenía 17 años en aquellos momentos), está haciendo maniobras extrañas, le dan el alto pero el menor continúa, sufriendo con posterioridad un accidente, tras lo cual se producen dos llamadas cruzadas (a las 23:47) entre Mohamed Oulad Akcha y Emilio Suárez Trashorras (la persecución de la policía se inicia inmediatamente después de dejar a Mohamed Oulad Akcha y a Asrih Rifaat Anouar).

Entre el 4 y el 6 de Marzo de 2004 se alquila la vivienda de Albolote (Granada), en la que intervienen, al menos, Abdennabi Kounjaa (firmante del contrato) y Rachid Oulad Akcha (quien rellenó el contrato y actuó como fiador); entre el 6 y el 9 de Marzo de 2004, algunos miembros de la célula terrorista volverían a ese piso, tal y como se desprende de la detección del movimiento registrado de varios teléfonos móviles del grupo terrorista durante el 9 de Marzo de 2004, en dirección Granada a Madrid (contradiciendo frontalmente lo afirmado por Luís del Pino en su último Enigma hasta la fecha). En dicha vivienda se encontrarían vestigios de la presencia de Jamal Ahmidan, de Asrih Rifaat Anouar y de Rachid Oulad Akcha.

Durante esos mismos días, Daoud Ouhnane (actualmente en paradero desconocido) establece comunicación telefónica en varias ocasiones con Mohamed Oulad Akcha.

Ambos hermanos tuvieron una participación importante en la financiación de los atentados, pues se detectaron importantes reintegros en efectivo desde sus cuentas los días anteriores al 11 de Marzo de 2004, además de formar parte de la red de narcotraficantes liderada por Jamal Ahmidan (que sería la principal fuente de financiación de los atentados).

El mismo día de los atentados, Rachid Oulad Akcha es visto en uno de los trenes, abandonando una mochila en uno de los vagones; el día 12 (antes, por lo tanto, de que sus fotografías fueran hechas públicas), dos testigos detallan tanto sus movimientos como sus características físicas, realizándose el correspondiente retrato robot (es el Retrato nº 5, que puede compararse con su fotografía en este documento). Además, en las ropas que un individuo ocultó en una caseta de obra en los alrededores de la Estación de Vicálvaro -en la misma línea que los trenes que estallaron- minutos después de los atentados (a las 7:45 aproximadamente) se encontraría también ADN de Mohamed Oulad Akcha.

En la Renault Kangoo, localizada la misma mañana del 11 de Marzo de 2004, se encontró una bolsa de plástico (conteniendo herramientas) de la empresa Tabiques Muñoz, que era el lugar de trabajo de Rachid Oulad Akcha.

El 29 de Marzo de 2004 por la noche (sobre las 23:30) se sustrae a punta de pistola el Citroën C-3 con el que los terroristas viajarían hasta Mocejón (Toledo) para depositar un artefacto explosivo en las vías del AVE; en este vehículo se encontraron restos de flora y barro coincidentes con los alrededores del artefacto explosivo, además de los perfiles genéticos de Jamal Ahmidan, Mohamed Oulad Akcha y Abdennabi Kounjaa (los móviles de Mohamed y Rachid Oulad Akcha, junto al de Saed el Harrak y al de Abdennabi Kounjaa, se posicionaron el 7 de Marzo de 2004 en el repetidor de Bargas (Toledo), cercano a la zona de Mocejón, lo que denota un estudio anterior de la zona en la que con posterioridad intentarían atentar).

El 3 de Abril de 2004, tras la huida de Abdelmajid Bouchar del piso de Leganés, uno de los policías ve asomarse en dos ocasiones a Mohamed Oulad Akcha por una de las ventanas de la vivienda, bajando la persiana la segunda vez. Ambos hermanos se suicidarían pocas horas después en el mismo piso (junto a cinco terroristas más), llevándose por delante a un GEO e hiriendo a otros 18 policías.

En el desescombro del piso de Leganés se encontraron notas manuscritas sobre posibles futuros objetivos de los terroristas, entre las que se encontró una escrita por Rachid Oulad Akcha; en este mismo desescombro se encontraron, además de los restos biológicos de ambos hermanos, el perfil genético de Mohamed Oulad Akcha en el asa de una mochila.

8 comentarios:

lior dijo...

Buena relación de hechos. Gracias.

Me empiezo a cansar de ser siempre (o casi siempre) el primero en comentar... a ver si no a dónde se te iba a caer el chiringo... XD

;)

Rasmo dijo...

Lo que a mí me llama la atención es que, si un policía declaró haber visto a uno de los sospechosos en el piso de Leganés, cuando LdP afirma que a estos "pelanas" los "suicidaron" y que ya estaban muertos, lógicamente está insinuando que el policía miente, ¿no?.

lior dijo...

No te extrañe Rasmo. Hace tiempo ya que los conspiracionistas decidieron dar ese salto.

El último ejemplo lo tienes en la "foto falsificada" del Toyota.

Afirmar que la foto es falsa es acusar (como minimo) de falso testimonio al agente de la GC número E68441I.

Eso si. No verás a ningún conspiracionista afirmarlo tajantemente, sin tapujos. Recordemos las palabras del investigador más famoso de Raticulín

"Hombre, yo ahi no puedo entrar porque sería entrar en imputaciones contra una persona concreta"

Eso si, el mismo investigador de Raticulín dice

"Si algo sabemos a estas alturas después de dos años y medio de investigaciones es que a los españoles nos mintieron de manera reiterada, de manera descarada y de manera contínua desde la propia mañana de los atentados"

Que, resumiendo, viene a decir

"Si algo sabemos es que nos mintieron"

que es lo mismo que

"Sabemos que nos mintieron"

y ahora, volvemos a la frase anterior

"Hombre, yo ahi no puedo entrar porque sería entrar en imputaciones contra una persona concreta"

Lo que sabemos después de dos años de investigaciones es que podríamos llamar D. Luis cínico y cobarde (como mínimo)... una cagarruta vamos.

lior dijo...

Fe de erratas

"llamar a Don Luis"

Tuppence dijo...

Yo lo que no entiendo es qué demonios es lo que no entienden, jejeje.

Muchas gracias elkoko, de verdad.

Anónimo dijo...

En Barajas y el 11M se usó el mismo componente militar: METENAMINA

lior dijo...

¿No me digas?

Otro listo.

Tuppence dijo...

¿componente militar? Diosh, qué uso del lenguaje, ¿es así de serie u os entrenais?

blog counter