viernes, 18 de agosto de 2006

Manipulación y Censura

Estos últimos días parece que están los nervios como escarpias tanto en el Blog de Luís del Pino como en los artículos de opinión del líder de la secta.

En mi anterior artículo (una respuesta rápida a una lectura superficial de las últimas revelaciones de Luís del Pino) contraponía los dos ejemplos de atentados de ETA utilizados por Luís del Pino (en los que se encontraron los componentes del explosivo utilizado) con otros dos ejemplos en los que no se pudo determinar qué tipo de explosivo se había utilizado (utilicé para ello, además, dos fuentes conspiracionistas, por aquello de evitar suspicacias sobre posibles manipulaciones informativas: El Mundo y la Web 11-M.net).

Pues bien, una lectura más pormenorizada del artículo de Luís del Pino revela algo más que una simple generalización de dos ejemplos: una burda y malintencionada manipulación informativa.

Nos cuenta Luís del Pino que "desde instancias oficiales se pretendió hacer creer que las pruebas analíticas no permiten determinar los componentes de la dinamita después de una explosión. Sin embargo, las experiencias anteriores con atentados de ETA, documentadas en el sumario del 11-M, demuestran que esa afirmación es simplemente falsa". Primera mentira: que las instancias oficiales dicen que nunca se pueden determinar los componentes de la dinamita después de una explosión; esas instancias oficiales a las que se refiere (y Luís del Pino lo sabe muy bien) están hablando exclusivamente de los atentados del 11-M. Segunda mentira: que las experiencias anteriores de ETA demuestran que las instancias oficiales mienten; la primera afirmación que hace Luís del Pino (la premisa) es falsa, por lo que la conclusión a la que llega es una burda manipulación informativa.

Sigue Luís del Pino con la mochila de Vallecas (bolsa de deportes, en realidad), dando a entender que una simple masa de Goma-2 ECO amasada a mano es razón suficiente para dejar más rastros, cuando resulta que la Goma-2 ECO puede utilizarse dentro de los propios cartuchos o fuera de ellos, precisamente amasándola porque su densidad (como la plastilina) permite amasarla; sigue con la mochila de Vallecas, dando a entender que si la Goma-2 ECO no está dentro de un recipiente ha de dejar más rastro, cuando resulta que el recipiente ni aumenta ni disminuye la explosión (la cantidad y la calidad de la dinamita es la única variable que determina la potencia de la explosión); y sigue con la mochila de Vallecas, dando a entender que un único detonador supone que han de quedar más restos de explosivo, cuando sabe (o debería saberlo, después de darle tantas vueltas a los explosivos de los trenes) que eso no depende del número de detonadores utilizados. Y acaba por afirmar que "si eso fuera así, forzosamente hubiera debido quedar una gran cantidad de pequeños fragmentos de Goma-2 ECO sin detonar repartidos por los escenarios de explosión"; forzosamente es siempre, y ésta es la tercera mentira que nos ha contado en apenas dos párrafos de artículo.

Pero, lejos de darse por satisfecho con tres mentiras en dos párrafos, sigue con el mismo párrafo y nos dice que "es lo que sucedió, por ejemplo, en Leganés, donde apareció una infinidad de pequeños trozos de Goma-2 ECO sin estallar por toda la escena, incluido un trozo de tan sólo 19 gr que apareció en la azotea del edificio". Y esto no es que sea sólo la cuarta mentira (no es eso lo que sucedió en Leganés, porque en Leganés habían al menos dos focos diferentes de explosión: el central -el más potente- y otro a unos metros del central, mientras que un tercer foco -el más alejado- no llegó a estallar -los dos cuerpos que aparecieron en la piscina tenían en los alrededores varios cartuchos de dinamita sin estallar- y, por lo tanto, pudieron salir despedidas multitud de partículas de dinamita); esto significa que, además de mentirnos, Luís del Pino o es un completo ignorante en cuanto a explosivos se refiere (considera que es lo mismo una única masa de explosivos que varios focos de explosivos distantes entre sí) o es un manipulador sin escrúpulos al intentar que asintamos sus afirmaciones sin más.

Si a estas mentiras añadimos lo que está pasando estos días en el Blog de Luís del Pino (al menos dos Peones Negros han sido expulsados y no se les permite la publicación de comentarios, justo por intentar averiguar ciertas cuestiones sobre el tipo de explosivo utilizado en los trenes), yo propondría a los Peones Negros que, además de exigir la verdad al Gobierno, se la exigieran también al periodista al que tanto les gusta aplaudir: Queremos un periodista que no mienta. Queremos saber la verdad. Queremos libertad de expresión en Libertad Digital.

Y lo más triste es que los Peones Negros aplauden sus mentiras, censuras y manipulaciones sin apenas inmutarse. Como en una secta.

6 comentarios:

Selma dijo...

Hola, Elkoko. Totalmente de acuerdo contigo.
Ciertamente el blog de LdP funciona como una secta virtual: los seguidores -incondicionales- del gurú Luis del Pino, que confían ciegamente en su líder y han perdido la capacidad de utilizar el pensamiento crítico (si alguna vez la tuvieron). Aquéllos que osan contradecir la línea "oficial" son eliminados. Gracias a Dios, eliminados virtualmente hablando... En las sectas "reales" no se conformarían con un baneo.
Y del "gurú", qué decir. Al principio pensaba que era tan sólo un ignorante que se había metido a opinar de lo que desconoce, pero el tiempo y la atenta lectura me han hecho cambiar de opinión. Ahora estoy convencida de que, además de las correspondientes dosis de ignorancia, existe una probada mala fe.
Tomemos, por ejemplo, el artículo sobre la composición de explosivos en el puerto de Pasajes... Comparar ese atentado con el del 11-M sólo puede hacerse desde el desconocimiento y/o el intento de engaño. Un foco único e identificado de antemano, una explosión al aire libre...
Sería como comparar el choque de un automóvil contra un árbol con el de uno de los aviones estrellados contra las Torres Gemelas. Sería como decir que si en el primer caso se pudo identificar plenamente al conductor, también tendría que identificarse plenamente a Mohammed Atta y, si no se ha hecho, es porque no estaba en ese avión...
Es vergonzoso.

Bercimuelles dijo...

Alguien sabe que ha ocurrido en Desiertos Lejanos estos días? Primero la web no iba, y ahora no se puede acceder a los comentarios.
Perdón por no ser el tema, y gracias

Anónimo dijo...

El blog de la siniestra cofradía de peones negros, funciona además como un Gran Hermano ( en otro blog he visto que lo llamaban en plan de guasa El Gran Pezón). De la convivencia endogámica y asfixiante surgen los roces, las envidias, las sospechas y los malententidos, y tiene como consecuencia las subsiguientes nominaciones, a cargo de los Guardianes de las Esencias, con el resultado de expulsión de la Casa o baneo.
¡Si es que todo está inventado!

Anónimo dijo...

En los focos de explosión de los trenes aparecieron componentes de dinamita (así lo indica el Auto de procesamiento). ¿Por qué no nos dicen qué componentes son ésos? ¿Qué tratan de ocultar?

ElKoko dijo...

¿Has visto los dos enlaces a las noticias de El Mundo y de 11-M.net? En esas dos explosiones no se pudo determinar el tipo de explosivo y acusaron a ETA... ¿Qué nos ocultaron en esos dos atentados? ¿Dónde están los análisis de los componentes?

¿Te das cuenta de que no siempre se saben los componentes de los explosivos y, aun así, se puede saber el culpable?

ElKoko dijo...

bercimuelles:

Parece que han tenido algún problema con el servidor y han perdido los últimos comentarios, pero ahora parece que funciona.

blog counter