martes, 29 de agosto de 2006

Los sospechosos (IV)

Sigo con el Grupo de Leganés. En el anterior artículo sobre los sospechosos resumía las investigaciones realizadas sobre Mohamed Afalah, uno de los huídos a Bélgica tras el suicidio en el piso de Leganés. Ahora le toca el turno al compañero de huída de Mohamed Afalah, Mohamed Belhadj.

Por cierto, que me asaltan unas dudas desde hace algún tiempo: ¿por qué Luís del Pino no dedica ningún Enigma a clarificar el paradero de los huídos y las razones por las que huyeron?; ¿por qué Luís del Pino no dedica ningún Enigma a las relaciones con el terrorismo islamista de algunos de los sospechosos, como Allekema Lamari o Jamal Zougam?

Mohamed Belhadj

En busca y captura.

Convivió con Mohamed Afalah en Fuenlabrada en una habitación alquilada por éste en Febrero de 2004.

Fue quien alquiló el piso de Leganés, el 8 de Marzo de 2004, con dinero de Mohamed Afalah. Como teléfono de contacto facilitó uno de los teléfonos utilizados por la célula terrorista.

Huyó junto a Mohamed Afalah la noche del 3 de Abril de 2004, tras la explosión del piso de Leganés; en la huída pasaron por Barcelona (Mohamed Belhadj realizó un reintegro en una oficina de La Caixa en la Plaza de Sans el 4 de Abril), donde abandonaron el coche que utilizaron en su huída (un Volkswagen Golf rojo propiedad de Ibrahim Afalah, hermano de Mohamed Afalah). El destino de ambos era la casa de los hermanos Youssef y Mimoun Belhadj en Bélgica, pero no estaban en su domicilio el 5 de Abril de 2004 (cuando se detecta una llamada de Mohamed Afalah en las inmediaciones del domicilio de ambos), el primero de ellos porque fue detenido en Marzo de 2004 por la policía belga y el segundo porque se había marchado a Irak (para integrarse en una red de envío de mujahidines encabezada por Mohsen Khaibar, antiguo miembro de la célula de Mustapha Maymouni). La aparición de las huellas dactilares de Mohamed Afalah en la casa de Mourad Chabarou (detenido en Junio de 2004 en Bélgica y condenado por terrorismo en Febrero de 2006 en ese mismo país) hace suponer que existe una red de ayuda más o menos organizada en Europa para los huídos por delitos de terrorismo.

Mohamed Belhadj fue visto en Bélgica el 13 de Junio 2004 y el 27 de Abril de 2005.

Recopilando

Tenemos hasta ahora, dentro del Grupo de Leganés, a Allekema Lamari -quien ya pasó unos años en prisión por pertenencia al GIA argelino y suicidado en el piso de Leganés-, a Mohamed Afalah -con relaciones directas con Allekema Lamari y con terroristas islamistas residentes en Bélgica, huído el día de la explosión del piso de Leganés y en paradero desconocido tras su paso por Bélgica- y a Mohamed Belhadj -quien compartía piso con Mohamed Afalah, alquiló el piso de Leganés con dinero de Mohamed Afalah y huyó tras la explosión del piso de Leganés junto a Mohamed Afalah, estando en la actualidad también en paradero desconocido tras haber sido visto en Bélgica en al menos dos ocasiones.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, está muy bien tu trabajo, espero que sigas con él, ya veo como te "pegas" con ellos en el blog de Del Pino.

Enhorabuena.

Saludos.

ElKoko dijo...

Gracias, anónimo. Espero tener tiempo para no perder el ritmo de artículos...

Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola.

Yo también quiero felicitarte por el trabajo que te tomas en este blog.

No es mi intención ser pelotillero :-) Solo es que creo que es una gran labor, conjuntamente con algunas otros sitios dedicados al mismo tema. ¿Por qúe? Sencillo, hace unos meses encontré el blog de LdP y páginas afines (la peonada). Cuando llegas de nuevo, empiezas a leer la acumulación de """pruebas""" y piensas "jooder... pero esto no puede ser... vaaaya chanchullos que hay con la investigación del 11-M... esto es muy fuerrrte!". Así estuve como un par de semanas, aunque me resistía a aceptar sin más el trasfondo de lo que allí se sugería.

Por eso quise empezar a buscar información sobre el asunto y enseguida encontré sitios donde se describía muy bien la metodología perversa empleada por Luis del Pino en sus elucubraciones. Por eso creo que la labor tuya es importante (aunque tu página la he descubierto tiempo después).

Evidentemente, se puede decir que estaba buscando razones para sedarme, para quedarme tranquilo pensando que todo va bien y que no hay de qué preocuparse, y seguir en un feliz estado de engaño. Bueno, podría ser, en cualquier caso yo llego a mis propias conclusiones, equivocadas o no, pero son las mías y he llegado a ellas por contraste. Coincidían con mis nacientes sospechas.

Llevaba tiempo leyendo el blog de LdP, sin llegar a participar, antes de cualquier otro blog contrario a sus tesis. Sin creérmelas por sistema pero ya mosqueado. Pero enseguida se notan ciertas cosas que muy bien se han expuesto en tu página y en otras. Una de ellas es que a los peones negros les es imposible disimular la tendencia política global de la teoría conspiracionista. Con frecuencia en los foros como el tuyo, o desiertos lejanos, o el de Manel, los peones que participan en ellos insisten en que solo piden que se investigue, sin ningún tipo de connotación política. Un par de lecturas (y yo llevo bastantes más) del foro de LdP enseguida evidencian que esto no es así. Habrá individuos de todo tipo entre los peones pero en general se evidencia una acusada predisposición contra la izquierda en muchos de sus miembros. Cualquier argumento que pueda implicar al PSOE es aceptado como válido sin importar su mínima solidez. Vamos, que el tono general de los comentarios no es nada imparcial: más bien al revés.

Algunos peones insisten en lo contrario ("yo nunca he votado al PP"), me parece bien pero hablarán en su caso particular. Negar que el tono político general del blog de LdP (ya no hablo de su hosting Libertad Digital...), y de sus conclusiones, está fuertemente teñido de un determinado color político me parece tomarnos por tontos.

Esto se demuestra, para mi, en muchos detalles que yo pienso que deberían hacer estar alertaa a esos peones de (por decirlo de alguna manera) puras intenciones. Por ejemplo la insistencia en el tema de la comisión de investigación. Es un tema recurrente para demostrar la implicación del PSOE el poner como prueba el cierre de la comisón de investigación como un intento de silenciar los hechos. Se pretende hacernos creer que es dicha comisión la que debe esclarecer definitivamente los atentados.

En mi opinión, si no hubiese intencionalidades políticas detrás de las teorías conspiracionistas este argumento ni se hubiese mencionado. Creo que un niño de tres años sabe que es la investigación judicial la que se encarga de determinar qué pasó exactamente y quién cometió los atentados. No entiendo porque se nos quiere machacar la idea de que es la comisión la que debe darnos las respuestas definitivas. Puedo comprender la "necesidad" (nótense las comillas) de estas comisiones de investigación debido a lo alarmante de ciertos asuntos para la cuidadanía, pero esperar que sean las que dictaminen la sentencia es pueril. Al fin y al cabo son comisiones políticas en las que un partido van a tratar de ventilar mierda sobre el otro pero sin la mínima rigurosidad en las acusaciones, muchas de ellas basadas simplemente en lo publicado por los medios. Si por mi fuese, estas comisiones tendrían lugar después de la sentencia judicial, determinando las responsabilidades políticas en base a ella, y no al revés. Humildemente, ¿suena o no razonable esto que digo? Y lo aplico también a casos como el accidente de metro de Valencia en el que los roles políticos se invierten, pa que no se diga.

En resumen, para no alargarme no quiero entrar a rebatir los argumentos estrictamente detectivescos de la investigación peonera tales como la Kangoo, las mochilas, los móviles, etc. Muchos otros, entre ellos ElKoko lo han hecho ya y yo creo de forma admirable. Simplemente hacer notar que me parece ridículo afirmar que toda esta teoría conspiracionista está libre de mancha y sin mácula partidista, que creo que es necio tratar de convencernos de lo contrario; y que si bien eso no invalida a priori las sospechas sobre el sumario, creo que el camino tomado por LdP y los peones negros es claramente sectario porque su orientación fuertemente politizada hace que la mayoría de ellos nunca aceptarán ninguna sentencia que no respalde sus tesis. Este apriorismo me parece la peor de las maneras de llevar a cabo y de vender a los demás una investigación paralela.

Cuando dicen "Queremos saber la verdad", yo leo "Queremos que nos den la razón. Y punto."

Repito que esta desviación hacia cierta ideología no demuestra por si sola que otras afirmaciones de los conspiracionistas sean falsas. Pero... tendría muchas más cosas que decir pero ya me he alargado bastante. En cualquier caso... nos veremos en un par de años (por ejemplo). Alguien tendrá que tragarse sus palabras entonces.

Saludos!

ElKoko dijo...

Gracias, anónimo. Justo por eso he creado este Blog: porque los Peones Negros sólo introducen confusión, como muy bien dices, por cuestiones ideológicas.

Espero que estas horas perdidas en este asunto sirvan al menos para dejar claro que no se puede hablar en nombre de la verdad contando mentiras y acusando gratuitamente a todo el que no esté de acuerdo con esa verdad. Y mucho menos, amparándose en las víctimas de unos atentados como los del 11-M.

Un saludo y gracias de nuevo.

blog counter