martes, 15 de agosto de 2006

Los sospechosos (I)

Aunque desde el Blog de Luís del Pino se insiste en la ausencia de pruebas incriminatorias en base a algunas incongruencias o errores detectados en el Sumario del 11-M, lo cierto es que desde esas páginas sólo se tienen en cuenta las pruebas incriminatorias que pueden llegar a suscitar algún tipo de duda y que, además, para poder llegar a asumir esas dudas como tales, sea necesaria una absoluta predisposición a creer en una conspiración urdida contra el Gobierno del 11-M; es un caldo de cultivo, por lo tanto, para todos aquellos votantes, simpatizantes o militantes del Partido Popular que nunca han llegado a comprender las razones de un atentado como el ocurrido en los trenes de Madrid.

Con la serie de artículos que hoy inicio pretendo reunir todas las pruebas incriminatorias que la investigación ha encontrado a lo largo de estos más de dos años de trabajo. Iniciaremos el recorrido con uno de los imputados, Jamal Zougham, al que Luís del Pino ha dedicado uno de sus Enigmas (el ); se indicarán las supuestas falsedades del Sumario detectadas por Luís del Pino alrededor tanto de este personaje como del resto de sospechosos.

Jamal Zougam

Dueño del locutorio en donde se compraron las tarjetas utilizadas para elaborar las bombas del 11-M. Fue detenido el día 13 de Marzo de 2004 junto a cuatro personas más, tres de las cuales han quedado en libertad sin cargos; está acusado de 191 asesinatos terroristas consumados y 1.755 tentativas de asesinato terrorista, además de 4 delitos de estragos terroristas y 1 presunto delito de integración o pertenencia a organización terrorista. Su defensa presentó recurso de reforma y subsidiario de apelación por falta de contestación a diligencias de investigación propuestas y por falta de indicios racionales de criminalidad.

Juicio oral: Según la declaración del testigo protegido 18403 (UCIE) (minuto 41:32), Jamal Zougham (según consta en el Sumario 35/01 y en la Comisión Rogatoria a Marruecos relativa a la investigación sobre Maimouni -dentro del Sumario 9/03-) tenía la intención de participar en la yihad en Afganistán.

Aparece relacionado con los detenidos en 2001 por la pertenencia a una célula terrorista de Al Qaeda en España; en 2002 se detecta, a través de un confidente, la existencia de un grupo neo-salafista yihadista (adscrito a la corriente Takfir Wal Hijra), al cual estaba vinculado Jamal Zougam, si bien éste no solía asistir a las reuniones por razones de seguridad, aunque sí asistió a algunas de las que tenían lugar en el río, en las que se realizaba una labor de proselitismo del ideario islamista y a favor de la yihad (captación de personas para dicha causa, inluido el reclutamiento de mujahidines para hacer el yihad). Con motivo de la invasión de Irak, este grupo señaló la posibilidad de realizar una acción terrorista en territorio español. En los últimos meses de 2003, coincidió con al menos 5 de los imputados en varias reuniones celebradas por este grupo en el barrio de Lavapiés.

En un informe policial referido a los atentados suicidas de Casablanca (16 de Mayo de 2003), se detalla que Al Qaeda facilitó a los autores materiales de aquellos atentados los contactos necesarios con conocimientos en técnicas de explosivos; entre estos contactos figuraba el número de teléfono 626519296, perteneciente a Jamal Zougam.

Mohamed Larbi Ben Sellam (también procesado por el 11-M), integrante de la red encargada de trasladar a musulmanes para hacer el yihad en Irak e incluido en el mismo informe citado en el párrafo anterior (sobre los atentados suicidas de Casablanca), señala en una declaración que conoce a Jamal Zougam.

Asimismo, Khalid Zeimi Pardo (imputado inicialmente por el 11-M) afirma que Amer Azizi (en busca y captura por su pertenencia a la red norteafricana de Al Qaeda y relacionado directamente con Mouhannad Almallah Dabas, organizador de las reuniones dirigidas a adoctrinar y a captar personas para la causa yihadista) iba bastante por la zona de Lavapiés y también conocía a Jamal Zougam.

Respecto a Mouhannad Almallah Dabas, Jamal Zougam mantiene contacto con él en Agosto de 2002, en Tánger (según reconocen dos testigos), admitiendo el primero en sus declaraciones que se conocen.

En las páginas 152 y siguientes del auto de confirmación pueden encontrarse las múltiples relaciones de Jamal Zougam tanto con otros imputados en el 11-M como con el entorno islamista radical.

Por lo que se refiere a los atentados en sí, además de facilitar las tarjetas con las que se prepararon las bombas, son varios los testigos que le reconocen tanto en el tren que explotó en la Estación de Santa Eugenia (tres testigos lo reconocen fotográficamente y en rueda de reconocimiento, en dos ocasiones y de manera indubitada) como en el tren que explotó en la Estación de El Pozo (en este tren, el inmediatamente anterior al de Santa Eugenia, le reconoce un testigo como la persona que introdujo una bolsa de deportes -los detalles coinciden con la encontrada el día 12 a las 2 de la mañana en una comisaría, entre los efectos personales recogidos en esta Estación- debajo de un asiento).

Finalmente, en un Mitsubishi Galant de su propiedad (matrícula 0720 BLX) se halló una agenda telefónica en la que consta el teléfono 617814307, perteneciente a Mohamed Alfalah (cuyo perfil genético aparece en el piso de Leganés), y una tajeta SIM perteneciente al teléfono 626519296; entre estos teléfonos existe al menos una llamada, el 4 de Febrero de 2004 a las 15:02:31, con una duración de 47 segundos.

Los principales argumentos que utiliza Luís del Pino para considerar a Jamal Zougam un cabeza de turco es la ausencia de huellas dactilares o restos de ADN en el piso de Leganés, en la casa de Morata de Tajuña, en la Renault Kangoo o en otros escenarios analizados; sin embargo, Luís del Pino oculta todos los antecedentes que relacionan a Jamal Zougam con grupos integristas, por lo que sus lectores no podrán llegar nunca a la conclusión de que Jamal Zougam era una persona poco recomendable para frecuentar los pisos francos en los que se habían de preparar las bombas o los vehículos que se habían de utilizar para transportarlas. También argumenta que no hay ninguna llamada entre Jamal Zougam y el resto de imputados, cuando no es cierto; y, en todo caso, y dado que ya había estado implicado en anteriores investigaciones, también puede ser normal el mínimo uso del móvil (que puede ser intervenido), más aún si podía hablar en persona con muchos de ellos. Y se olvida de que uno de los testigos lo reconoció el día 12 (antes de que se publicara ninguna fotografía suya en los medios de comunicación) y, además, le vio dejando una mochila bajo su asiento que se olvidó llevarse cuando bajó del tren. Y olvida también que figuraba en las listas de Al Qaeda como experto en explosivos con el que se podía contactar para obtener ayuda al respecto, por lo que sus lectores nunca podrán llegar a saber que sí existía un experto en explosivos entre los acusados de ser autores de los atentados.

¿Un cabeza de turco, como dice Luís del Pino? Con sus antecedentes, no lo parece, desde luego. ¿Podrá ser condenado con las pruebas aportadas? La prueba testifical es bastante elocuente: se olvidó una mochila debajo del asiento de uno de los trenes que explotó el 11-M. Y esa mochila era igual (el testigo la describe con bastante detalle) que la que se encontró más tarde en comisaría con una bomba dentro. Y la relación con otros de los sospechosos existe.

Nota aclaratoria (17/08/2006): Aunque en el artículo hablo de la mochila que se olvidó Jamal Zougam en los trenes, en realidad se trata de una bolsa de deportes, como puede observarse en la página 1408 del Sumario (también es una bolsa de deportes lo que se encontró en comisaría, como puede observarse en las páginas 69 y siguientes del Sumario). Pido disculpas si a alguien le ha podido suponer algún tipo de confusión.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

La mochila aparecida en la comisaría de Vallecas no era una mochila sino una bolsa relativamente grande con más de 12 kilos, como todo el mundo pudo apreciar en las fotos del Sumario. Dudo que tal bolsa quepa debajo del asiento.

ElKoko dijo...

No sé a qué altura deben estar los asientos en los cercanías de Madrid, pero te ruego que te midas desde la rodilla hasta tus pies (los asientos suelen estar a esa altura) y después me confirmas tu duda (la bolsa medía unos 25 cm. de alto por unos 45 cm. de largo, según consta en la página 116 del Sumario).

Si te refieres al largo de la bolsa, te vuelvo a pedir que te midas, esta vez desde la rodilla hasta el trasero (los asientos suelen tener ese largo). Y me vuelves a confirmar tu duda.

Nividhia dijo...

Una bolsa de deporte cabe de sobra bajo el asiento de un cercanias. La mayoria, me incluyo, no nos fiamos de los reposamaletas de arriba, que son algo mas estrechos y te lo puedes olvidar.

Anónimo dijo...

El problema estriba en que los testigos hablan de una mochila, no de una bolsa. Me fío del testigo, no de vuestras elucubraciones.

ElKoko dijo...

El problema es que no te has leído el Sumario. El testigo habla de una "bolsa de deportes de color azul oscuro, de unos cincuenta centímetros de longitud y unos treinta centímetros de altura, con asas y dando la impresión de albergar unos 10 o 15 kilos" (página 1408 del Sumario).

Quien ha hablado de mochila he sido yo, de forma incorrecta.

Ahora tu contestación ya me la se: pues ya no me fío de los testigos, porque están teledirigidos por los policías corruptos.

Anónimo dijo...

A ver:
"aparece relacionado con ..."
Fantástico. No nos cuentas la relación. (No fué procesado) ¿Relación comercial? ¿Relación vecinal? ¿Relación social? ¿Que relación?

"coincidió con"
Ah, ¡vaya por dios!, coincidió, nada menos.

¡Guau!: "Larbi declaró que conocía a Zougam"
¿Y bien?

Recontra guau: Zeimi Pardo dice que Amer Azizi iba bastante por la zona de Lavapiés y también conocía a Jamal Zougam.
Vaya, parece que mucha gente "conocía" a Zougam.

¡Oh, caramba!, tambén concía a Mouhannad Almallah Dabas, incluso coincidió una vez con él en Tánger. ¡Que barbaridad!

"En las páginas 152 y siguientes del auto de confirmación pueden encontrarse las múltiples relaciones de Jamal Zougam tanto con otros imputados en el 11-M como con el entorno islamista radical."
Si, son exactamente, esas que acabamos de mencionar más arriba. Más una vez en que Jamal Ahmidan compró unos teléfonos en su tienda, pero Zougam no le atendió personalmente.

Tres testigos le vieron en los trenes ...
Si, en dos trenes distintos al mismo tiempo.

También tenía apuntado el teléfono de Afallah, y habló al menos una vez con él por teléfono. ¡Genial!

Y vendió a no se sabe quién la tarjeta telefónica que ejercía de tarjeta de visita en la falsa bomba de Vallecas

Y la perla:
"En un informe policial referido a los atentados suicidas de Casablanca (16 de Mayo de 2003), se detalla que Al Qaeda facilitó a los autores materiales de aquellos atentados los contactos necesarios con conocimientos en técnicas de explosivos; entre estos contactos figuraba el número de teléfono 626519296, perteneciente a Jamal Zougam."

Bien, el documento que enlazas no dice eso. Ni dice que "entre esos contactos figuraba". No, en el documento dice que en el informe aparece el teléfono de Zougam, pero no explica el motivo. De hecho, a nadie hasta ahora se le ha ocurrido decir que Zougam tuviera conocimientos en técnicas de explosivos. Eres el primero, Koko.

Dices muchas bobadas.
Como: "Luís del Pino oculta todos los antecedentes que relacionan a Jamal Zougam con grupos integristas". Koko, hay mucha gente no procesada que tenía muchas más relaciones con los otros procesados que Zougam. De hecho Zougam es un extraterrestre en toda esta película. Claro que "conocía" a algunos. Marroquíes de Tánger que viven en Madrid. Musulmanes que coinciden en la mezquita. Se "conocen". Coinciden en algunos sitios. Tienen amigos comunes. Es lo normal.

O esto otro (que es además mentira): "figuraba en las listas de Al Qaeda como experto en explosivos con el que se podía contactar para obtener ayuda"
Uno de los problemas del juez es que no sabe quién montó las bombas, porque no tiene a nadie que supiera nada de bombas. Pero tú, artista, le has solucionado el problema. Nada menos que sale en las listas de Al Qaeda. Pues cuéntaselo al juez, a ver si se entera. Y de paso le quitas un problema.

Vale Koko, ya veo el percal. No te doy más la lata. ¡Menuda página! ¡Menuda tesis!

--
Y por si no la has visto te paso una nota que te han dejado en:
http://www.libertaddigital.com/bitacora/enigmas11m/
concretamente:
http://www.libertaddigital.com/bitacora/enigmas11m/comentarios.php?id=1412&num=8#com299469

Hola Elkoko.
Visto que te has convertido en un investigador de primera, ¿harías el favor de ponernos unos enlaces a los informes sobre los componentes de los explosivos utilizados en los vagones?
Es que no les encontramos (ni los vagones ni los informes).
Gracias por adelantado.
Enviado por easycomp el día 30 de Agosto de 2006 a las 02:45 (#386)

Es que como tienes mucha costumbre de no contestar ...

Ah, veo que has contestado que componentes de las dinamitas, frase que sacas de un resumen del análisis. Pero easycomp te preguntaba por el análisis,no el resumen, y por el el nombre de los componentes. Claro que tú ya lo sabías, y sabes que no los tienes, porque no los dan.

Y también hablas de cromatografía, como justificando lo de comonentes genéricos. Bien, mira este documento del ejército sobre cromatografía:
http://www.fondodocumental.com/11M/documentos/explosivos/2392%20emag%201r.pdf
Y verás que los resultados son componentes con nombre y apellidos, como nitroglicerina, nitroglicol, etc.

Y ahora, repite conmigo: ¡Queremos esos análisis!

Pero no esperes que siga entrando esta página.

ElKoko dijo...

Claro, claro, las relaciones de Zougam con el resto de sospechosos son todo casualidades... pero las visitas a Vera no. Yo también he visto el percal, anónimo.

Tres testigos le vieron en dos trenes distintos a la misma hora... y resulta que eran dos trenes consecutivos... ¿cuánto puedes tardar en bajar de un tren y subir al otro? ¿O es que quieres que los testigos te digan también los segundos exactos a los que le vieron?

El Juez ya se ha enterado, de que Jamal Zougam estaba en las listas de Al Qaeda... porque lo ha leído en ese informe. No soy yo quien se lo he de contar al Juez; es el Juez quien lo ha escrito en el Auto. Sólo es necesario leerlo.

"La red terrorista Al Qaeda habría dado las órdenes y habría puesto al alcance las instrucciones necesarias e incluso facilitado los autores "técnicos" (operativos entrenados y con conocimientos en técnicas de explosivos)". Eso es lo que dice el informe; y el teléfono de Zougam aparece en ese informe.

Anónimo dijo...

Para empezar:

Me parece muy interesante lo que hacéis (tanto los negros como los grises -por cierto-).

Me cuesta no perderme entre la maraña.

Sólo dos comentarios para ElKoko.

¿Dónde pone que un testigo identificó a Zougam el día 12?

De hecho lo que leo (en los links al sumario que nos das) es que un testigo que identificó a Zougam describió la bolsa el día 12. No que identificó a Zougam ese día.

Por otro lado como el segundo anónimo yo tampoco leo (en el otro link) que Zougam sea un experto en explosivos. Simplemente que aparece su número en el informe ese. De hecho lo que ocurre es que la redacción es horrorosa y se puede leer lo que tu haces o lo que el anónimo#2 dice.

Ánimo y a seguir todos.

Un saludo

ElKoko dijo...

En el texto del Sumario, efectivamente, se especifica que el testigo describió la mochila el día 12; tal vez se refiera sólo a la mochila, como apuntas, pero en el texto se habla de una identificación fotográfica y un posterior reconocimiento judicial en rueda de Zougam "como la persona que introduce debajo del asiento una bolsa de deportes de color azul oscuro, de unos cincuenta centímetros...". Al hablar de una primera identificación fotográfica y un posterior reconocimiento en rueda, entiendo que la identificación fotográfica se produjo en el momento de describir la bolsa (Zougam era conocido por la policía, que el día 12 disponía ya de los datos del teléfono móvil incluido en la bolsa, por lo que debía estar ya en el punto de mira de las investigaciones).

Respecto a lo del informe, las únicas referencias a contactos que se especifican en el mismo hacen referencia a que "Al Qaeda habría dado las órdenes y habría puesto al alcance las instrucciones necesarias e incluso facilitado los autores "técnicos" (operativos entrenados y con conocimientos en técnicas de explosivos)"; al ser la única parte del informe que habla de algún tipo de contacto facilitado por Al Qaeda, entiendo que si aparecen números de teléfono, esos números de teléfono hacen referencia a esos contactos.

En ninguno de los dos casos puedo afirmar rotundamente que no pueda haberme equivocado en la lectura del Auto, porque no dispongo de los documentos originales del Sumario; pero tal y como están redactados en el Auto, entiendo que eso es lo que se expone en el mismo. Tal vez alguien con acceso a los documentos originales del Sumario pueda sacarnos de dudas.

Anónimo dijo...

dices en la cabecera de tu blog: "Una crítica destructiva a la secta de los Peones Negros, un movimiento dirigido por los medios de comunicación afines al Partido Popular y que, parapetado en una supuesta búsqueda de la verdad sobre el 11-M, se atreve a utilizar a las víctimas para justificar el insulto, las acusaciones gratuitas y la búsqueda del poder a través de la mentira"

Yo te digo a ti: la critica no es destructiva, es FALSA.

Los peones negros, una secta?. vamos que te den por donde mas te guste.

Ya he leido bastante de tu blog.

Se te ve el plumero un montón.

Rojiprogre.

Puto Socarrón Obsceno Extremista

ElKoko dijo...

Anónimo:

Con ese esfuerzo neuronal para argumentar me tienes asustado. Descansa, anónimo, descansa, que te veo salir humo por las orejas...

Anónimo dijo...

puff..

¿Esto es todo el "analisis" que puede ofrecer la progresia de este pais?

En fin, es lo que tienen intentar hablar de algo que no se conoce.

su problema y perdone que se lo diga no es buscar la verdad,eso seria complejo y arduo,pero mas dificil aun es lo que usted intenta.Usted tiene su verdad y necesita hacer coincidir todo con ella, y claro se le ven los descosidos por todos lados.

monte usted una pagina de periquitos, o de belenes, o porno o de maquetismo, pero deje usted de hacer el ridiculo hablando de algo de lo que ni sabe ni de lo que intenta investigar.

no lo lea como critica,lealo como consejo totalmente independiente.

ElKoko dijo...

Será por lo que demuestra usted de sabiduría, que es incapaz de mostrar un argumento y sólo ha sido capaz de insultar, lo cual no sólo demuestra que no debo andar muy desencaminado, sino que le jode a usted que se sepa una verdad que no es la que usted espera.

Anónimo dijo...

Es curioso ver como la gente tiende al insulto. Rezuman violencia. Yo voy del Blog de Luis del Pino a este contrastando información. Y la verdad, no veo tan claro que muchas de las cosas que el Koko expone no tengan sentido. Además, ¿que necesidad hay de insultar si lo que dice es tan manifiestamente erróneo? Yo siempre he creído que la violencia (verbal en este caso) es, en última instancia, fruto del miedo. Y eso desacredita las opiniones de los que la utilizan y las tesis de la persona (del Pino) al cuál defienden. Es curioso pero en general la sensación es la misma que transmite Federico en su programa. Violencia incontenida.

Afortunadamente el tiempo siempre pone a cada uno en su sitio.

Saludos.

Diego Calleja dijo...

Gracias elkoko. Veo que tienes visitas de los peoncillos; simpáticos ellos, que no ven tres en un burro :D

eras dijo...

Muy bueno el comentario. Creo que debes añadir que en su declaración, pese a saber que varios testigos le han identificado en los trenes, dice que en la mañana del 11 estaba en su casa...Puede estar en los trenes y no ser autor de la masacre. ¿Porque entonces niega unas identificaciones tan precisas?.

Tambien dice que no sabe reparar telefonos moviles; no tiene experiencia en telefonos, dijo textualmente, ademas, segun el, tenian un tecnico que venia a reparar los telefonos. Pero a preguntas de una acusacion particular relata que hizo una llamada desde el telefono de un cliente que ACABABA DE REPARAR, para comprobar si funcionaba. Incluso a preguntas del Presidente del Tribunal aclara que a los clientes les advierte que una vez reparados hacia una llamada para a continuación hacer una farragosa explicación de que tarjeta utilizaba, o la suya o la del un cliente.

blog counter