viernes, 11 de agosto de 2006

Los 7 enanitos

La confirmación de que la cromatografía de capa fina no es capaz de distinguir la nitroglicerina del nitroglicol (se necesitan pruebas adicionales y cantidades suficientes de muestras para analizar) y que, por lo tanto, los informes realizados por los TEDAX no podían reflejar más que componentes de las dinamitas ha supuesto un serio revés para la teoría de la conspiración; y lo ha supuesto especialmente para El Mundo, que ha sido el máximo responsable del desprestigio de los TEDAX y de la persecución tanto a Sánchez Manzano como a la Jefa de los Laboratorios de los TEDAX.

Sin embargo, no podemos olvidar que El Mundo se ha basado en supuestos expertos independientes para confirmar que los TEDAX estaban mintiendo; todos ellos, por supuesto, haciendo gala de una profesionalidad exquisita. Hasta siete expertos, según el propio diario, han sido consultados para desprestigiar la actuación de los TEDAX durante el 11-M y los días siguientes; siete científicos de pacotilla. O siete enanos intelectuales (¿o sería mejor decir éticos?), como se prefiera.

El Mundo se excusará en estos siete expertos para eludir cualquier responsabilidad por la persecución que se le ha brindado a Sánchez Manzano y por el desprestigio ocasionado a los TEDAX; sin embargo, sus responsabilidades existen, en tanto en cuanto ha tenido que buscar a los siete expertos con menos ética profesional que ha podido encontrar. Este artículo está dedicado a esos siete profesionales.

Antonio Ruíz de Elvira Serra, Catedrático de Física de la Universidad de Alcalá de Henares y Presidente de Amigos de la Tierra, afirma que la cromatografía de capa fina es capaz de analizar muestras del orden de 0,000000001 gramos y que es perfectamente capaz de discriminar hasta entre isótopos del mismo elemento químico, y, por supuesto, entre alcoholes de diferente número de átomos, como glicerinas y glicoles y sus compuestos.

Teresa de Lara Carbó, experta en cromatografía, con una larga trayectoria profesional en el Departamento de Química Orgánica de la Universidad de Barcelona y en la empresa alemana Höechst (y no Hertz, como se dice en El Mundo) y Diputada del Partido Popular por Córdoba (en El Mundo no aparece este último dato de su currículo), se atreve a diagnosticar que parece como si se hubieran obtenido resultados en una analítica que no se quisieran hacer públicos y ahora buscan excusas para ocultar lo que encontraron porque no les interesa que se sepa y añade que desde el punto de vista científico, lo que están diciendo los responables de los TEDAX es totalmente inverosímil y que no tiene ningún sentido. Como toda buena política, se extiende aun más allá y afirma que lo que no es creíble es afirmar tajantemente la imposibilidad técnica de identificar los componentes de una muestra, porque los que trabajamos con cromatografía hacemos eso de forma rutinaria con gran precisión; además, tiene claro que si afirmas que has encontrado dinamita, es porque has logrado indentificar una serie de componentes.

Francisco Javier Bermejo, investigador en una empresa farmacéutica (no se dan más datos), dice que le parece todo bastante extraño porque hoy contamos con unas herramientas de enorme precisión que nos permiten determinar los componentes de cualquier sustancia, aunque la muestra tenga un tamaño ínfimo; de hecho, este investigador trabaja con muestras de picogramo y asegura que se pueden diferenciar los componentes de esa sustancia.

Fernando María García Bastante, profesor de la Escuela Superior de Minas de la Universidad de Vigo, afirma que en la gran mayoría de los casos es posible saber el tipo y la procedencia del explosivo, porque siempre queda algún vestigio de los explosivos o restos de su embalaje y que para que no quedasen restos sería necesario que todo el explosivo se iniciase al mismo tiempo y que toda la carga fuese detonada, pero, en la práctica, eso es imposible.

Enrique de la Morena, ex-Jefe del Departamento de Bioquímica Experimental de la Fundación Jiménez Díaz (actualmente es consultor independiente en la sección "¿Qué me pasa doctor?" del programa de Federico Jiménez Losantos "La mañana", en la Cadena COPE), dice que los que trabajamos en esto sabemos que no es complicado descomponer una muestra, por ínfimo que sea su tamaño, y, por lo tanto, es muy sencillo diferenciar, por ejemplo, la nitroglicerina del nitroglicol.

Luís Ángel Marugán Casado, ex-Agente de los TEDAX, dice que no tiene ningún sentido hablar de dinamita sin especificar las sustancias que se han hallado.

Miguel Torres, oficial del Ejército en el Cuerpo General de Armas y técnico en desactivación de explosivos con muchos años de experiencia trabajando sobre el terreno, dice que, por su propia experiencia, si afirmamos que algo es dinamita, es porque se sabe de qué tipo de dinamita estamos hablando, y añade que es como si dijera que una sustancia es chocolate: ha de poder precisarse si es blanco o negro.

La contestación a todas estas afirmaciones, según el informe On-Site Analysis of Explosives in Soil - Evaluation of Thin-Layer Chromatography for Confirmation of Analyte Identity, del Cold Regions Research and Engineering Laboratory (perteneciente al Departamento de Defensa de los Estados Unidos), es la misma: pues va a ser que no. Con la nitroglicerina y con el nitroglicol se obtienen los mismos resultados, pues ambos son ésteres del ácido nítrico, que es lo que se detecta con la cromatografía de capa fina (en el informe, se distingue entre diferentes tipos de explosivos, entre los que está el NG, que es la abreviatura que se le da a la nitroglicerina y a los componentes equivalentes, es decir, que se incluye el nitroglicol entre ellos); en definitiva: componentes de las dinamitas, que es lo que dicen los informes de los TEDAX.

Así pues, estos siete expertos independientes pueden tener una nula ética profesional (si realmente son expertos en cromatografía, porque habrían mentido interesadamente) o pueden tener un simple afán de protagonismo (si realmente no sabían de lo que hablaban); ambas conductas, cuando hay casi 200 personas asesinadas de por medio, son totalmente reprobables y merecen, cuando menos, una explicación. Tanto por su parte como por parte de quien utilizó sus palabras para mentir a los españoles.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Disculpa, pero en el artículo que citas no se dice por ninguna parte que la cromatografía de capa fina no pueda detectar diferencias entre nitroglicerina y nitroglicol. De hecho, no se menciona el nitroglicol en el artículo.
El artículo dice que son los métodos colorimétricos (que son distintos de la cromatografía de capa fina) los que no permiten detectar diferencias entre ésteres, pero no dice nada similar de la cromatografía. Puedes verlo en el párrafo:

"The objective of this work is to evaluate the use of conventional TLC as an adjunct to current onsite
colorimetric methods for TNT, RDX, and related compounds. The most popular colorimetric methods often cannot readily distinguish among
the various polynitroaromatic compounds that respond to the TNT test, or the various nitramines
and nitrate esters that respond to the RDX test. This work evaluates the ability of TLC to separate
TNT and the other common polynitroaromatic compounds, and RDX and the other commonly
encountered nitramines and nitrate esters in a costeffective and timely manner."

Además, el artículo que citas deja bastante en evidencia las declaraciones de la jefa del laboratorio de los Tedax, porque dice:

"TLC served to provide more of a qualitative determination of explosives, whereas modern
TLC or HPTLC provides both qualitative and quantitative results."

Es decir, que la cromatografía de capa fina moderna sí que puede dar resultados cuantitativos, en contra de lo que delcaró la tedax.

Además, dice:

"The advantage of modern TLC is sensitivity, providing very low limits of detection."

Es decir, que el argumento de que no había suficiente cantidad de muestra se cae. De hecho, el artículo cita que bastan 0,1 microgramos de sustancia.

No es por molestar, pero el artículo completo me parece bastante contraproducente para tus tesis.

Por cierto, puedes ver aquí:

http://www.espci.fr/esp/CONF/2003/C03_03/conf3_2003.htm

una separación de nitroglicol y nitrglicerina mediante técnicas cromatográficas.

De todos modos, la pregunta fundamental es: ¿por qué no se enviaron las muestras a la Policía Científica para su análisis y por qué no nos enseñan los resultados?

ElKoko dijo...

La cromatografía de capa fina permite distinguir ésteres del ácido nítrico con masas moleculares iguales o superiores a la de la nitroglicerina; todas las masas moleculares inferiores dan el mismo resultado, sean nitroglicerina o no (el nitroglicol tiene una masa molecular inferior).

Otros tipos de cromatografía (como la de gases) sí permiten esta distinción; puedes buscar en Google "Analysis EGDN NG TLC" y verás que todos los informes sobre la cromatografía de capa fina sólo llegan a distinguir entre PETN y NG, pero no entre NG y EGDN.

Anónimo dijo...

No sé por qué pierdes el tiempo con los peones negros. Es una cuestión de fe. Nada que no sea el encarcelamiento de Zp y su gobierno ( o alternativamente la victoria electoral del PP), les servirá. Nada. Así es de triste.

ElKoko dijo...

Se que a la mayoría de los peones negros no les va a servir de nada que se clarifiquen las pruebas que ellos consideran falsas, porque siempre encontrarán alguna gilipollez para decir que todo es una mentira (por ejemplo, determinar en qué vagón exacto estaba la mochila que se encontró en la comisaría).

Lo que pretendo es que si hay alguien que llega al blog de Luís del Pino y empieza a ver los numerosos "agujeros negros" que ven los peones negros, que tenga la posibilidad de contrastar esa información sin necesidad de leerse el Sumario (por eso enlazo las informaciones que doy con las páginas del Sumario en las que se puede comprobar que lo que digo no me lo invento, sino que es fruto de la investigación de la policía).

Anónimo dijo...

Al anónimo anterior.

Por favor, no insultes la inteligencia de los peones negros. Como en botica, habrá de todo, como también en este blog, pero no es correcto, ni cierto, que todos pretendan lo que dices o estén guiados únicamente por la fe.

Lo siento, pero me has recordado a Borges: "Hay que odiar una idea, no sólo comprenderla, para combatirla con vigor y eficacia". Jorge Luis Borges.

pinguino dijo...

No es de Borges, pero puede servir para los Peones:
"Dios los cría y ellos se juntan".
De acuerdo que habrá de todo entre los usuarios del blog, pero para poder asumir lo que un dia si y otro también se deja escrito allí, hay que tener autentico odio a una ideología. Si no es así, muchos de los usuarios habrían huido al ver que se culpa del 11-M y de todos los males de este mundo a los socialistas.
Si yo estuviera todo el día escribiendo que el toro que mató a Manolete estaba adiestrado por el PP. tendriais razón en etiquetarme de sectario. Pues eso es lo mismo que pasa én ese blog.
Menos leer a Borges y más entenderlo, que a esos señores se les ve el plumero "por tos laos". Saludos

Anónimo dijo...

Usted se confunde el rábano con las hojas. Que el PP o quien fuera estuviera en el gobierno no evitaría que la existencia de agujeros negros en el 11-M. Por ejemplo, yo estoy con Rubalcaba en que hay una trama detrás de los incendios de Galicia, pues los pocos pirómanos detenidos no explican la magnitud en cantidad y calidad de los incendios. Lo malo es que Rubalcaba no aplica el mismo cuento en el 11-M. No se explica como fue posible que gente del submundo de la droga, el Chino y compañía, fuera tan "eficiente" para ocasionar tal matanza ni fuera tan "lista" como para preparar los dispositivos temporizadores. Ya ve usted, Rubalcaba aplica la existencia de tramas en un caso, pero no en otro. Ese es el mismo sesgo que encuentro en el gobierno. Ojo, y soy de izquierdas, votante de IU concretamente.

ElKoko dijo...

Siempre han sido las izquierdas las que han fantaseado con las tramas y las conspiraciones para intentar justificar sus propios errores; en el caso del 11-M, tal vez la presencia entre los conspiracionistas de antiguos hombres de izquierdas (Federico Jiménez Losantos o Pío Moa, por poner dos ejemplos) sea lo que ha mantenido viva la llama de la conspiración. Pero que ahora está siendo utilizada esa conspiración por el Partido Popular no significa que no sea el cuento de siempre: intentar justificar sus errores culpabilizando a los demás de conspirar contra ellos.

Por otro lado, si usted está con Rubalcaba, me admitirá que el Ministro del Interior aplica el mismo cuento a los incendios que al 11-M, porque no ha sido Rubalcaba el que ha hablado de tramas, sino de incendios provocados estratégicamente, que no significa que haya una trama detrás. Quien habló de tramas fue la Ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y parece que en la entrevista de hoy de El Mundo ha tenido que rectificar. Así que quien está algo confundido parece que es usted.

Y para acabar, si yo le digo que soy votante del PP y que reconozco que fue un error entrar en la Guerra de Irak, podrá creerme o no; la misma fiabilidad tengo yo cuando afirmo esto que usted cuando afirma que es votante de IU o que es de izquierdas. Conozco (conocemos, supongo) demasiado bien la sinceridad del anonimato.

blog counter