martes, 29 de agosto de 2006

Empezar por el final

Los responsables y los autores (materiales e intelectuales) de los atentados del 11-M son ETA, una parte corrupta de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los nuevos GAL creados por el Gobierno de Zapatero. Al frente de todos ellos y como máximo resposable está Alfredo Pérez Rubalcaba. Los actuales sospechosos sólo fueron utilizados por los autores reales para desviar la atención; para ello, participaron los servicios secretos marroquíes, franceses y, según las últimas revelaciones, también los sirios. No se descarta la participación del Mossad israelí y de la CIA estadounidense.

Estas son las conclusiones de una larga investigación de más de dos años, encabezada por Luís del Pino, alimentada por el diario El Mundo y respaldada por Federico Jiménez Losantos; se ha contado con la inestimable ayuda de Pío Moa para estudiar los antecedentes del PSOE en 1934 para reafirmar la participación de este partido político en anteriores golpes de estado.

La Justicia, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el Gobierno, todos los partidos políticos menos uno, los gobiernos internacionales, los servicios secretos de otros países y los ciudadanos en general siguen sin admitir estas autorías debido a la intoxicación informativa de Jesús de Polanco, que insiste en dar por buenas las pruebas aportadas por las corruptas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que participaron en la elaboración del Sumario.

España se desmorona de tal manera que ni tan siquiera las conclusiones de investigadores independientes, que aun no han podido demostrar las acusaciones pero las demostrarán, sirven para abrir los ojos a los manipulados ciudadanos españoles.

Las pruebas incriminatorias tienen una importancia secundaria ante unas conclusiones tan demoledoras y tan clarificadoras de lo que realmente ocurrió en Madrid el 11-M. La socialización de la duda llevada a cabo por los Peones Negros acabará por dar luz a tanta oscuridad.

¿Seguiremos con esto dos años más? ¿Dos años más de conclusiones sin pruebas? ¿Aprenderán alguna vez esos investigadores independientes que las conclusiones se sacan después de estudiar las pruebas?

1 comentario:

Anónimo dijo...

No es solo eso: Tedy Bautista entró en conexión con Gadafi, y juntos organizaron un comando terrorista junto a un guardia civil homosexual, asturiano y del PSOE, casado con la hermana de un minero que tiene una Kangooy vota a Rubalcaba.
¡Se me derriten las meminges!

blog counter