viernes, 18 de agosto de 2006

Ciegos selectivos

Luís del Pino nos sorprende hoy con otro descubrimiento espeluznante: en dos atentados de ETA se pudieron determinar todos los componentes del explosivo utilizado. ¿Las conclusiones? Por supuesto, el Gobierno de Zapatero miente.

Los atentados de ETA que ha elegido Luís del Pino son similares a otros realizados por ETA en otras ocasiones. Por ejemplo, el 27 de Septiembre de 2005 en una estación eléctrica abandonada de Añón del Moncayo (Zaragoza): unos dos kilogramos de explosivo... desconocido ("no pudieron determinar de qué tipo se trataba").

Pero claro, Luís del Pino nos dice que "en el caso del 11-M hubiera debido ser todavía más factible, teniendo en cuenta que detonaron 12 bombas de tamaño superior a la de Pasajes, que por consiguiente dejarían una cantidad de restos mucho mayor"; pues vamos a ver si con más cantidad de explosivo (de 30 a 40 Kg., es decir, de 3 a 4 veces más que cada bomba del 11-M) se encuentran más restos: el 3 de Diciembre de 2002 en un aparcamiento de Santander, el explosivo también resultó ser... desconocido ("no se ha podido determinar el tipo de explosivo empleado").

Y ya que estamos con los explosivos, algo referente a los daños causados en los trenes; la Titadyne robada por ETA en 1999 podía conservar, en 2004, un poder de deflagración de unos 3.200 m/s, mientras que la Goma-2 ECO alcanza los 5.300 m/s. Las vigas metálicas de los vagones quedaron seccionadas verticalmente como si hubiesen sido cortadas por un soplete: eso no es posible con una potencia de deflagración de 3.200 m/s (no, en esta ocasión no pongo ningún enlace a la fuente; si hay alguna fuente disponible al público que pueda confirmar esto, que alguien la inserte en los comentarios, si no, tendrá que ser un acto de fe).

En fin, que a vueltas siempre con la misma historia; lo que no acabo de entender es para qué solicitan unos informes sobre lo que estalló en los trenes si los van a considerar falsos o manipulados (si es que se han podido determinar los componentes). Si en lugar de exigir lo que no existe estuvieran exigiendo a Rubalcaba que dote de más medios a los TEDAX para que lo que pasó con los componentes de los explosivos de los trenes el 11-M (y en tantas otras ocasiones, como los dos ejemplos que pongo en este mensaje) no vuelva a suceder, estaríamos avanzando algo. Pero como los intereses políticos y/o económicos son los que priman tanto en Luís del Pino como en la mayoría de los Peones Negros...

No hay comentarios:

blog counter